Por Obed Campos.

A toro pasado, al llegar al Congreso de Nuevo León ayer para rendir su cuarto informe de gobierno, Jaime El Bronco Rodríguez Calderón dejó algo muy en claro: el dejó al PRI hace años, pero él nunca dejó de ser priista.

Dígame si no: las vallas de “espontáneos” vecinos de García que fueron llevados para hacerle el caminito del Palacio de Gobierno a la sede legislativa… Aquellas porras y aplausos, también espontáneos, dejan en claro que el corazón de Jaime sigue siendo tricolor.

Pero ni con acarreados Jaime logró librarla. Más bien le fue como en feria porque los diputados de todas las bancadas lo tundieron.

No hubo piedad de parte de ninguna de las bancadas que reclamaron la inseguridad, los feminicidios, la compra amañada del “dron” y hasta su negativa a pasarle el mando policiaco al Municipio de Monterrey.

Bueno, el diputado de Movimiento Ciudadano, Horacio Tijerina, le pidió que renuncie y le dijo que su Gobierno no ha servido a los ciudadanos.

Claro que Jaime habló de los triunfos… de los municipios, porque poco o nada se puede hablar de obras y ganancias estatales.

Y a Nuevo León le quedan al menos 20 meses más de este tricolor gobierno vestido de morado independiente.

Las armas las carga el diablo

Alguien dígale al diputado federal del Partido del Trabajo, Emilio Manzanilla Téllez, que las armas las carga el diablo, por aquello de su llamado a las familias que se sienten amenazadas por la inseguridad para tener un arma en casa.

“Hago un llamado a los ciudadanos que están sufriendo ese problema, porque se ha propagado ya por todo el país, para que hagan uso del artículo 10 de nuestra Constitución y acudan a la Defensa Nacional a comprar y adquirir su arma de fuego apegados a los requisitos. En todos los hogares mexicanos y en todas las familias debe de existir un arma de fuego para defensa de la familia, y en su caso usarla en legítima defensa”.

Y por qué no hace un llamado a las autoridades a que de una vez por todas le encuentren solución al grave problema de inseguridad que padecemos todos en México.

Para eso pagamos impuestos, diputado, para que nos cuiden.

Apréndale al presidente con eso de que “abrazos, no balazos”.

obed@sdpnoticias.com

@obedc

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.