En Nuevo León el aborto está penalizado, desde el pasado 6 de marzo, cuando los legisladores locales aprobaron una moción al Artículo 1 Constitucional que le concede derechos al ser humano desde el momento de la fecundación y hasta el fin de la muerte natural. Esto ha generado mucha polémica en la entidad, debido a que como hay voces a favor, como las feministas, también las hay en contra, como el Frente Nacional por la familia. Las feministas en el estado han emprendido diversas acciones, con la finalidad de que el tema del aborto, vuelva a abrirse al debate, ya que aseguran, ellas tienen decisión sobre su cuerpo.

Para exigir un aborto seguro legal y gratuito, un grupo de 300 mujeres, encabezadas por la Asamblea Feminista de Nuevo León, marcharon por calles del Centro de Monterrey. Las mujeres gritaban: “¡Hay que abortar este sistema patriarcal!”, “¡Aborto legal y seguro en Nuevo León!”, “¡Y tiemblen y tiemblen los machistas, que América Latina será toda feminista!”.

Durante la manifestación se registró un enfrentamiento verbal entre policías de Monterrey y mujeres de la Asamblea Feminista, luego de que una encapuchada intentará rayar una pared de una Iglesia. Las mujeres exigieron que se retiraran de la protesta, a lo que los elementos les indicaron que se irían, aunque una joven identificada como Carmen Delgado, fue detenida por elementos de Fuerza Civil frente a Palacio de Gobierno.

Al concluir la marcha, la Asamblea Feminista consideró este hecho como un abuso de autoridad, por lo que el grupo de mujeres exigieron que liberaran a Delgado. Los elementos de Fuerza Civil arribaron al kiosco frente a Palacio Municipal para el liberar a Carmen: “Me detuvieron de una manera arbitraria, y solo estaba manifestándome de manera pacífica… voy a denunciar ante las autoridades”.

Por su parte, Jennifer Aguayo del Movimiento por la Igualdad, indicó que no se quedarán calladas y que denunciarán ante el Ministerio Público: “¡Nosotras estamos por ustedes!”, “¡La policía no nos cuidan!”, “¡Si tocan a una, nos tocan a todas!”, “La vida no se negocia, la libertad no se negocia”.

Buscan que se abra de nuevo debate

Con la finalidad de que se vuelva a abrir el debate en torno a la despenalización del aborto, Organizaciones feministas presentaron un escrito ante el Congreso del Estado. Lo anterior, aunado a que se investigue a elementos de la Policía de Monterrey, tras las detenciones de dos manifestantes durante la protesta a favor de la despenalización del aborto.

Jennifer Aguayo Rivas, presidenta del Movimiento por la Igualdad en Nuevo León, denunció de arbitrario y represivo el actuar de los oficiales, debido a que fueron agredidas, acosadas e intimidadas por la misma seguridad municipal.

“Estas últimas dos manifestaciones que hemos tenido las mujeres del Estado, nos hemos encontrado con una Policía opresora, una Policía que está desde el inicio de la marcha y de la concentración está provocando al contingente”.

Aguayo Rivasdio a conocer que la queja fue firmada por más de 200 personas y organizaciones civiles locales y nacionales, quienes también piden a las autoridades no criminalizar las protestas.

“Nos preocupa que vayan ahora a criminalizar las protestas, es decir esto no le ha pegado solamente a las mujeres, no le ha pegado solamente al feminismo del Estado, nos está pegando a todos los colectivos que están firmando aquí”.

En el documento presentado en la Oficialía de Partes del Congreso de Nuevo León piden a las instituciones implementar protocolos y acciones para la prevención de futuros actos de represión y violación a los derechos humanos.

La presidenta del Movimiento por la Igualdad en Nuevo León, presentarán el documento en el Municipio de Monterrey, en el Gobierno del Estado y en la Comisión Estatal de Derechos Humanos presentarán una queja.

Hay 13 defunciones maternas en NL

Nuevo León llegó a 13 defunciones de este tipo en la entidad en el 2019, de acuerdo con la Dirección General de Epidemiología (DGE), de la secretaría de Salud a nivel federal. El deceso más reciente se presentó en el Seguro, para mantener la cima ese instituto con un total de 7 de las 13 víctimas en el año.

Otra de las muertes, según la autoridad, fue en una clínica particular, y cinco fueron etiquetadas como “sin atención y otras”.

“Las entidades con más defunciones maternas son: Estado de México (52), Chiapas (38), Veracruz (36), Guerrero (30) y Jalisco (27). En conjunto suman el 38.7% de las defunciones registradas”, indica la página oficial de la DGE.

En México 473 muertes maternas, siendo las causas maternas indirectas no infecciosas la principal causa de los decesos, con un 24.9 por ciento, y en segundo lugar las enfermedades hipertensivas, con un 19.2 por ciento. Seguidas de las hemorragias obstétricas, con el 18.8 por ciento, y el aborto, con el 10.4 por ciento.

El año 2018 terminó con 28 defunciones maternas en la entidad, de un total de 667 que se registraron en todo el país. Mientras que en el año previo a la semana 37 sumaban 17 muertes maternas en Nuevo León.

Revictimizan a víctimas de violación

En la práctica, en Nuevo León las mujeres suelen ser revictimizadas en el proceso del aborto, por violación y pocas veces pueden acceder a ello. Es casi imposible que una mujer pueda abortar de manera legal, sin tener que luchar contra la ya conocida burocracia mexicana.

Las cifras de incidencia delictiva del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública indican que, en Nuevo León, en 2018 se iniciaron 38 carpetas de investigación en las Agencias del Ministerio Público por el delito de aborto.

Tan sólo en enero de este año el registro es de tres casos de mujeres que tienen una carpeta de investigación iniciada en esta entidad. La Fiscalía de Nuevo León tiene un registro de 750 denuncias por violación en 2018, mientras que en enero y febrero de este año, suman 105.

De acuerdo con el INEGI, en Nuevo León, en el 2017 cuenta con un promedio de cero nacimientos entre mujeres de 12 y 14 años y un porcentaje de 0.14% entre mujeres de 15 y 19 años; por lo que la prevalencia de los casos de embarazo en adolescente es tasa cero.

Las cifras oficiales dicen lo contrario.

El informe Ejecutivo 2017 del Grupo Estatal para la Prevención del Embarazo Adolescente del Estado de Nuevo León (GEPEA), del que el secretario de Salud, Manuel de la O, forma parte, esta entidad ocupa el lugar 10 en el número de embarazos adolescentes en el país, con 14 mil 736.

El GEPEA, que fue instalado en 2016 con la intención de fortalecer y coordinar los esfuerzos entre gobierno y sociedad para la reducción de embarazos en niñas y adolescentes, muestra que en ese año hubo 236 embarazos de niñas de entre 10 y 14 años. Los embarazos de jovencitas de entre 15 y 19 años fueron 14 mil 34 en 2016, mientras que en 2015 se registraron 14 mil 551 y en las niñas de 10 a 14, fueron 278 ese año.

El propio secretario de Salud declaró en enero de 2017 que un 34% de los 100 mil embarazos que se registran anualmente en el estado, corresponden a adolescentes entre 10 y 19 años.

El 34 por ciento de los embarazos que tenemos, son de adolescentes, prácticamente en Nuevo León nacen 100 mil niños al año, en todo el estado y nacen 34 mil en los Servicios de Salud. Dijo que, de esos 34 mil, el 32 por ciento de las madres están en edades entre 10 y 19 años.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.