El presidente Andrés Manuel López Obrador calificó como lamentables la emboscada perpetrada contra elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán en el municipio de Aguililla, reiteró que este caso es también consecuencia de las estrategias fallidas de gobiernos anteriores y se dijo optimista pues confía en su estrategia de seguridad.

La mañana del 14 de octubre, al menos una decena de agentes fueron atacados por civiles armados en un paraje de la comunidad de El Aguaje, que a la fecha no se ha identificado si pertenecen a un grupo del crimen organizado. Sin embargo, el Presidente se dijo optimista en que se alcanzará la paz en el país.

“Es muy lamentable lo que sucedió, no lo deseamos, estamos ayudando a las autoridades locales, en este caso al gobierno del estado, y vamos a seguir con nuestra estrategia, lo que se planteó ayer, y estoy optimista, creo que vamos a lograr la paz en el país, evitar estos hechos violentos, que es un proceso, que vamos avanzando con mucha firmeza, esta es una zona violenta y vamos a seguir atendiendo las causas que originan esta descomposición social”.

Para el presidente López Obrador la solución a situaciones como la ocurrida en Michoacán solo se evitarán atacando a las causas.

“Para nosotros es importante que exista bienestar, que se pueda conseguir La Paz con justicia y con eficacia en la actividad de protección a los ciudadanos con la Guardia Nacional con buena coordinación y evitando que la autoridad se mezcle con la delincuencia”

Por segundo día consecutivo, el tiempo para responder a cuestionamientos de la prensa fue breve. Andrés Manuel López Obrador indicó que debía abordar un vuelo comercial con destino a Villa de Ramos, San Luis Potosí. A diferencia del día anterior, al menos en la mañanera de este 15 de octubre integrantes del Gabinete de Seguridad permanecieron en el Salón Tesorería de Palacio Nacional para ofrecer respuestas sobre lo ocurrido en Michoacán y otros temas.