Un mes y medio después de que Camilo Sesto falleciera por problemas renales, las cenizas del cantante siguen sin encontrar su descanso final. Camilo Blanes, el único hijo y heredero universal del ingente patrimonio del artista, recibió las cenizas de su padre en el tanatorio de San Isidro, en Madrid, hace apenas unos días. El retraso en este trámite se debió a “la necesidad de contar con la autorización de terceras personas para su recogida”, según un comunicado emitido por sus representantes legales que recoge la revista Lecturas. Sin embargo, la demora no ha sido el mayor problema, ya que la cuestión que se plantea ahora el hijo de Camilo Sesto es qué hacer con los restos de su padre.

En un principio, el cantante dejó escrito en su testamento que, tras ser incinerado, quería que sus cenizas estuvieran en Alcoy, su tierra natal, y que o bien se esparcieran por uno de los ríos de la ciudad alicantina o si no se guardaran en el mausoleo familiar, para descansar junto a sus padres. Pero Camilo Blanes va a tener complicado cumplir con la última voluntad de su padre. Por un lado, según la legislación española está prohibido esparcir las cenizas ni en el mar ni en cualquier otro lugar, pues desde hace unos años está considerado como un delito grave contra el medio ambiente y puede acarrear altas sanciones económicas. Y, por otro, el mausoleo familiar del que hablaba Sesto ya no existe.

Según han confirmado fuentes del entorno del artista, el hermano de Camilo Sesto, Pepe Blanes, lo vendió en 2017. 

“Hace dos años se pusieron en contacto con Camilo desde el cementerio de Alcoy para preguntarle qué hacían con los restos de sus familiares, porque ya no existía el mausoleo”, cuentan dichas fuentes. 

Sesto, muy enfadado por la decisión de su hermano, tuvo entonces que incinerar los restos de sus padres, que ahora reposan en un columbario del cementerio alcoyano y olvidó actualizar este detalle en sus últimas voluntades. 

El entorno del artista desconoce los motivos que llevaron a Pepe Blanes a realizar tal acción, pero asegura que supuso un punto final entre la relación de Sesto y su hermano. “Luego se preguntan por qué Camilo apartaba a la gente de su lado”, ironizan.

El Ayuntamiento de Alcoy ha ofrecido a Camilo Blanes un nuevo mausoleo, asumiendo, en ese caso, todos los gastos. Por ahora, los abogados de Camilo Jr. han declinado hacer declaraciones, pero esta condición no debería suponer ningún inconveniente para el hijo del cantante, debido a que tras fallecer este el pasado 8 de septiembre a los 72 años, se convirtió en el heredero universal de todo su patrimonio. 

A la espera de conocer qué ocurrirá finalmente con las cenizas del cantante, lo que de momento sí es seguro es el homenaje que la tierra natal de Camilo Sesto quiere rendir al artista y a la que Blanes ya no parece oponerse. 

El próximo 24 de octubre, en el salón de plenos del consistorio alcoyano se instalará la capilla ardiente con las cenizas del cantante para que familiares, amigos y seguidores puedan despedirle. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.