La tarde de este 17 de octubre se registraron diversos actos violentos en la ciudad de Culiacán luego de que una célula del crimen organizado impidiera la detención de Ovidio Guzmán López, hijo del fundador del Cártel de Sinaloa, Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán Loera.

Menos mediático que otros de sus hermanos como Iván Archivaldo ‘El Chapito’ o Jesús Alfredo ‘El Alfredillo’, Ovidio es hijo del líder histórico del Cártel de Sinaloa y Griselda López Pérez, su segunda esposa; tiene 28 o 29 años (las versiones varían) y es conocido con el sobrenombre de ‘el Ratón’.

En una presunta entrevista concedida a un blog argentino en el año 2014, Ovidio Guzmán afirmó no tener un cargo en la “gerencia” del cártel, pues esas tareas corresponden a Alfredo e Iván, sus medios hermanos. Además, es hermano de Édgar Guzmán López, quien falleció el 10 de mayo de 2008 en a zona de Tres Río, Culiacán, durante un presunto enfrentamiento con una célula del Cártel de los Beltrán Leyva.

Los otros dos hijos del matrimonio entre ‘El Chapo’ y Griselda López Pérez son Joaquín y Griselda.

Imagen de Ovidio Guzmán invade redes sociales

En medio de las balaceras de este 17 de octubre en Culiacán, se dieron a conocer imágenes de Ovidio Guzmán López, sin que hasta este momento quede claro si fueron tomadas por integrantes de fuerzas de seguridad.

Las fotografías rápidamente se viralizaron en redes sociales y llamó la atención entre usuarios que el presunto delincuente tenía dos escapularios colgados al cuello. Uno de ellos presenta la imagen del Santo Niño de Atocha, muy venerada tanto en España como en varios países de América Latina.

En Zacatecas, el Santo Niño de Atocha es venerado en el Santuario de Plateros, a donde cada año llega la tercera peregrinación más grande del país, detrás de la Virgen de Guadalupe en Tepeyac, Ciudad de México, y la de la Virgen de San Juan de los Lagos, en Jalisco.

La tradición católica señala que el Niño de Atocha auxilia a los creyentes en momentos de desesperación y aboga por causas imposibles.

Ovidio Guzmán, buscado en México y Estados Unidos

Si bien asegura no tener un papel preponderante en la organización criminal que lideró su padre por décadas, el gobierno de Estados Unidos busca a Ovidio Guzmán López por narcotráfico y asociación delictuosa.

Esta acusación de la Administración de Control de Drogas (DEA) incluye a su hermano Joaquín, quien también se considera preso de la justicia. La dependencia estadounidense atribuye a los hermanos Guzmán López de introducir toneladas de cocaína, marihuana y metanfetaminas a dicho país.

En México, un juez federal emitió una orden de aprehensión provisional con fines de extradición en su contra.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.