Cientos de chilenos salieron de nuevo a las calles este sábado a protestar contra el aumento de la tarifa del boleto de Metro, en una jornada marcada por la presencia de militares, luego que el presidente Sebastián Piñera decretó el Estado de Emergencia.

La prensa chilena reportó incidentes en la Región Metropolitana en Plaza Italia, Plaza Brasil, Plaza Ñuñoa y Plaza de Maipú; mientras que la policía informó que detuvo a 14 personas.

La cadena CNN Chile señaló que hasta la Plaza Italia llegaron militares con tanquetas, luego que se realizó una manifestación pacífica sonando cacerolas, al igual que en otros puntos de Santiago, la capital del país.

En el lugar, miembros de las Fuerzas Especiales de Carabineros y del Ejército dispersaron a los manifestantes, a quienes les lanzaron bombas lacrimógenas y chorros de agua.

La policía chilena informó que este sábado fueron detenidas 14 personas por desórdenes en las instalaciones del Metro, en el marco de la convocatoria para no pagar el boleto de este servicio de transporte.

En la Plaza Maipú, los manifestantes lanzaron piedras a los militares que se instalaron en las calles de esa comuna en el primer día del Estado de Emergencia.

En Santiago, se reporta el cierre de estaciones de la red del Metro y protestas en varios puntos en la capital, además de barricadas e incendios que han debido atender los bomberos.

La prensa chilena publicó varias fotografías en las que se muestra a los militares patrullando avenidas y plazas públicas en tanquetas y a decenas de efectivos armados.

Mientras, el sistema de transporte público urbano Transantiago anunció en su cuenta de Twitter que suspendió de manera temporal todas sus operaciones de superficie “por no contar con condiciones de seguridad para nuestros conductores y usuarios”, luego que fueron incendiados varios autobuses.

Las manifestaciones, iniciadas el viernes, se tornaron violentas y se registraron graves desórdenes con incendios en varios puntos de Santiago, saqueos y actos vandálicos que sumieron a la capital del país en el caos.

Por la noche del viernes, el presidente Piñera decretó el Estado de Emergencia en las provincias de Santiago y Chacabuco, así como en las comunas de Puente Alto y San Bernardo, debido a la ola de protestas.

Según cifras oficiales, las protestas dejaron hasta la mañana de este sábado 167 heridos, 308 personas detenidas, 41 estaciones de Metro vandalizadas y 49 vehículos de la policía con daños.

Toque de queda

El gobierno de Chile decretó desde el viernes un toque de queda en la Región Metropolitana del país entre las 22:00 horas de sábado y la 07:00 horas del domingo, ante las violentas protestas que se registran en el país por el incremento en el costo del pasaje del metro.

La medida fue anunciada por el jefe de la Defensa Nacional, general Javier Iturriaga, quien fue designado en el cargo la noche del viernes por el presidente Sebastián Piñera.

La vigencia del toque de queda, que fue anunciado con dos horas de anticipación y que regirá en las provincias de Santiago y Chacabuco, y las comunas de San Bernardo y Puente Alto, será evaluada de forma periódica y oportunamente notificada a la opinión pública.

La medida, que puede ser decretada en el marco de un estado de excepción constitucional como es el Estado de Emergencia -decretado la noche del viernes-, prohíbe la circulación de transeúntes en la vía pública durante los horarios señalados, informó el portal Emol.

Las personas que no acaten la medida podrán ser detenidos por la policía de Carabineros y la de Investigaciones.

Quienes requieran salir en ese lapso por razones de salud, deberán solicitar un salvoconducto “en la comisaría más cercana”, de acuerdo con la radioemisora local Bío Bío.

Esta es la primera vez que se dicta un toque de queda en Santiago desde que Chile retornó a la democracia. La última vez ocurrió en 1987, cuando el país aún era gobernado por la dictadura de Augusto Pinochet.

Suspenden alza de tarifas

El presidente de Chile, Sebastián Piñera anunció que se suspenderá el alza a los pasajes del metro y puntualizó que nadie tiene derecho a actuar con “brutal violencia delictual”, tras las protestas registradas en la capital en la última semana.

Al término de un encuentro con el Comité Político en el Palacio de La Moneda, Piñera señaló: “he escuchado con humildad la voz de mis compatriotas y no tendré miedo a seguir escuchando esa voz. Vamos a suspender el alza de los pasajes del metro”.

Explicó que la suspensión requiere de la aprobación de una ley, hasta que “logremos un acuerdo que nos permita proteger mejor a nuestros compatriotas frente a alzas bruscas o inesperadas en el precio del dólar o el petróleo”, reportó el diario local La Tercera.

Piñera apuntó que con ese objetivo se reunirá mañana domingo con los dirigentes del Senado, Jaime Quintana, de la Cámara de Diputados, Iván Flores, y de la Corte Suprema, Haroldo Brito.

Por otro lado, el gobernante señaló que los chilenos tienen derecho a manifestarse pacíficamente y tienen buenas razones para hacerlo, sin embargo, aseveró que “nadie tiene derecho a actuar con brutal violencia delictual de aquellos que han destruido, incendiado o dañado más de 78 estaciones del Metro de Santiago”.

Los daños registrados en el metro durante los disturbios ascienden a 200 millones de dólares, indicó este sábado el gerente general de ese servicio de transporte, Rubén Alvarado.

De acuerdo con cifras oficiales, las protestas que iniciaron el lunes pasado contra el alza de los pasajes del metro han dejado 167 personas heridas, 308 personas detenidas y 49 vehículos de la policía dañados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.