Por invitación del gobierno de Quirino Ordaz, el director de la Administración para el Control de Drogas (DEA) Uttam Dhillon visitó Sinaloa para sostener una reunión privada con autoridades estatales y federales, apenas dos meses antes del operativo realizado en Culiacán para detener a Ovidio Guzmán López, hijo del exlíder del Cártel de Sinaloa.

El 16 de septiembre de 2019 el periodista Marcos Vizcarra consignó para RíoDoce la reunión que sostuvo el gobernador acompañado por los comandantes Maximiliano Cruz Ramos (Novena Zona Militar), Carlos Ramón Carrillo del Villar (Tercera Región Militar) así como representantes de la Guardia Nacional y la Secretaría de la Marina. A Uttam Dhillon lo acompaño John S. Creamer, ministro consejero de la Embajada de Estados Unidos en México.

La reunión tuvo lugar en las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública de Sinaloa, entonces y ahora encabezada por el militar Cristóbal Castañeda Camarillo.

“La reunión se desarrolló de forma privada para presentarle datos sobre la disminución en el número de homicidios” y “las autoridades de Sinaloa presumieron el trabajo que se ha hecho con los dos drones que se compraron en 2017”, habrían sido algunos de los datos revelados de la reunión entre Quirino Ordaz y Uttam Dhillon. La reunión fue confirmada por el subsecretario de Seguridad Pública de Sinaloa Carlos Hernández Leyva.

“Una reunión insólita”

Dos semanas después de la reunión, el propio RíoDoce la calificó como insólita e incluso extraña, toda vez que esta ocurría sólo dos meses después de la sentencia a Joaquín Guzmán Loera en una corte de Nueva York.

“Atrás quedaron los días en que saber que la DEA andaba en Sinaloa era condenable”, escribió Ismael Bojórquez, director de RíoDoce. “(Felipe) Calderón les abrió la puerta en grande; ahora los agentes de la DEA hasta se dan el lujo de escribir libros donde detallan los operativos para atrapar capos como lo hizo Andrew Hogan quien (reveló) los detalles de la segunda captura del ‘Chapo’ Guzmán en Mazatlán”.

El periodista de RíoDoce plantea varias incógnitas sobre el objetivo de la visita. Una nueva relación en materia antidrogas o un intercambio “de intereses” entre el gobierno de Sinaloa y la DEA, son algunas de ellas.

En su momento y tras revelarse la realización de la reunión, el gobernador Quirino Ordaz señaló que Sinaloa pidió ser excluida de la alerta de viaje a ciudadanos estadounidenses emitida en julio pasado.

Fotografía: Río Doce

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.