Momentos de terror e impotencia vivieron vecinos de la colonia San Gabriel en la zona norte de Monterrey, cuando una pandilla atacó con piedras y palos, casas, vehículos y otras propiedades. Los delincuentes derribaron la barda de una casa abandonada, para utilizar los trozos de concreto como proyectiles para ocasionar los daños. Los viciosos gritaban a los vecinos que ellos eran la Ley y que nadie podía detenerlos, lo que se hizo realidad pues las autoridades no hicieron acto de presencia.

Los hechos se registraron en la calle San Judas, en la colonia San Gabriel, en el municipio de Monterrey. Según la denuncia de los vecinos eran las 5:00 horas de la madrugada, cuando se escuchó mucho ruido en la vía pública.

Al ver por un costado de las cortinas se percataron que eran unos 30 jóvenes, con aspecto de pandilleros. Después de gritar comenzaron a lanzar piedras a las ventanas y automóviles estacionados sobre las calles de este sector.

Las piedras hicieron blanco en los parabrisas y ventanas de los vehículos, que terminaron convertidos en añicos. Se calcula que fueron más de diez los vehículos que presentaban impactos de piedras en parabrisas, ventanas y carrocería. También las piedras hicieron blanco en ventanas y puertas de las casas. En algunos casos, las piedras entraron a las casas, donde dañaron aparatos eléctricos.

Afortunadamente, en ese momento las familias estaban resguardadas en sus recamaras, lo cual, evitó que sufrieran alguna lesión. El principal temor de los afectados era que los malvivientes entraran a robar a sus casas y los atacaran.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.