El etiquetado frontal fue aprobado por el Senado de la República para los alimentos y bebidas no alcohólicas, lo cual busca ser un mecanismo de promoción para la salud frente al sobrepeso y la obesidad. Con 114 votos a favor y dos abstenciones, se aprobó en lo general la Ley General de Salud, mientras en lo particular se recogieron 80 votos a favor, 28 en contra y 4 abstenciones.

Al discutir el dictamen, los senadores de los partidos Movimiento de Regeneración Nacional, Revolución Democrática, Acción Nacional, Revolucionario Institucional y Movimiento Ciudadano manifestaron su postura a favor de la reforma.

Según la senadora de MC, Verónica Delgadillo, el proyecto permitiría atender la “pandemia” de obesidad que ha colapsado el sistema de salud y se espera que para 2023 llegue a costar 272 mil millones de pesos de no implementarse acciones.

Ley General de Salud será publicada por el Presidente

Se tiene previsto que el etiquetado frontal reduzca hasta 20 por ciento el consumo de productos altos en azúcares y sales que contribuyen a la obesidad, pero llamó a destinar más recursos al sistema de salud. El dictamen pasó al Poder Ejecutivo para que se publique en el Diario Oficial de la Federación, recoge Reforma.

Según Sin Embargo, en América Latina y el Caribe, existen 105 millones de adultos con obesidad frente a 42 millones de personas que viven con hambre, además hasta 2016, el 72.5 por ciento de la población mayor a los 20 años en México vive con sobrepeso u obesidad, con base en datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de 2016.

Etiquetado frontal debe satisfacer cuadros nutrimentales

De acuerdo con Milenio, los programas de nutrición deben promover una alimentación nutritiva y considerar las necesidades de la población, proponiendo acciones que reduzcan la malnutrición y promuevan el consumo de alimentos y eviten riesgos para la salud.

La Secretaría de Salud además recibe el mandato de establecer necesidades nutrimentales a satisfacer por los cuadros básicos de alimentos, los cuales deben evitar altos contenidos en azúcares, grasas saturadas, grasas trans y sodio.

Fotografía: archivo/ Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.