La campeona paralímpica Marieke Vervoort falleció en Bélgica a los 40 años en un procedimiento de eutanasia. Uno de los últimos mensajes que compartió con sus miles de seguidores dio cuenta de que se fue agradecida con la vida. “Nunca podré olvidar los buenos momentos”, escribió al compartir una fotografía de su desempeño deportivo.

La extraña enfermedad que Marieke Vervoort padecía le paralizó por completo las piernas por lo que justo antes de los Juegos de Río de 2016 anunció que solicitaría las gestiones necesarias para detener su sufrimiento en caso de que este se agravara a través de la eutanasia.

En Bélgica, país del que era originaria la campeona en 100 metros en los Juegos de Londres en 2012, la eutanasia se practica y se encuentra bajo la protección legal.

El cuerpo de Marieke Vervoort se fue paralizando

Fue a los 14 años cuando la parálisis que presentaba en su cuerpo le fue diagnosticada como “tetraplegia progresiva”, pero la realidad es que ningún médico supo decirle qué era lo que tenía y sólo le daban una mala noticia tras otra.

A pesar de ello, Marieke Vervoort se dedicó con éxito al deporte. Primero destacó en el baloncesto, luego natación y también en triatlón, disciplina en la que se coronó como campeona del mundo en 2006.

El punto más alto de su gloria deportiva ocurrió en el atletismo cuando en 2012 triunfó como campeona en silla de ruedas sobre 100 metros en Londres. También conquistó la plata y el bronce en los juegos de Río 2016.

Su último sueño también fue alcanzado en vida cuando rodó, a bordo de un Race Lamborghini Huracán Evolution, el circuito de Zolder. “Pude realizar muchos sueños, este es el último”, aseguró Marieke Vervoort en septiembre pasado.

Con información de AFP

Fotografía: Marieke Vervoort

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.