De la mano de sus hijas Claudia y Rosario, la histórica activista Rosario Ibarra de Piedra recibió en el Senado de la República la Medalla Belisario Domínguez 2019. Sin embargo, la dejó en manos del Presidente, quien presidió la solemne sesión.

Las palabras de la activista -ausente por motivos de salud- resonaron en voz de Claudia Piedra Ibarra en el recinto legislativo. En ellas recordó a integrantes del Comité Eureka como Conchita García, Elodia García, Alicia Hernández, Delia Duarte, Felicia Gutiérrez y Guillermina Moreno, quienes tuvieron en común la fortaleza para hacer frente al terror ejercido desde el Estado.


Entregan la Medalla Belisario Domínguez a Rosario Ibarra de Piedra

El discurso fustigó a hombres en el poder, a empresarios cómplices y a funcionarios del actual presidente Andrés Manuel López Obrador, a quien considera su amigo, pero quien aún tiene adeudos con los familiares de víctimas de desaparición forzada, tortura y otros crímenes de lesa humanidad por encabezar el Poder Ejecutivo.

“El puñal clavado por los malos gobierno pasados tal vez sea retirado pero la herida abierta solo dejara de sangrar cuando sepamos donde están los nuestros y aun así quedará una cicatriz indeleble que nos recordará lo sufrido y que no permitirá que nuestra conciencia se aquiete mientras no haya justicia”.

La activista señaló que su vida y la de su familia ha estado marcada por las tristezas, la rabia y la indignación y que la Medalla Belisario Domínguez, a decir de uno de sus nietos, “está muy lejos de ser lo que siempre has buscado”.

Rosario Ibarra de Piedra sostiene que a pesar de que Andrés Manuel López Obrador ya es presidente y encabeza “un gobierno justo” no ha terminado con la angustia de las integrantes del Comité Eureka ni ha eliminado los obstáculos para acceder a la justicia y la verdad.

“Las familias de Eureka hoy seguimos al igual que hace tantos años recibiendo escarnio y burla de los funcionarios”.

En ese sentido y reiterando la amistad que la activista y el presidente tienen, dejó en sus manos la medalla Belisario Domínguez que este 23 de octubre le entregó el Senado de la República y le pidió se la devuelva pero acompañada de justicia y verdad.

“Señor presidente Andrés Manuel López Obrador, querido y respetado amigo. No permitas que la violencia y la perversidad de los gobiernos anteriores sigan acechando y actuando de las tinieblas de la impunidad y la ignominia. No quiero que mi lucha quede inconclusa. Es por eso que dejo en tus manos la custodia en tan preciado reconocimiento y te pido que me la devuelvas junto con la verdad sobre el paradero de nuestros queridos y añorados hijos y familiares y con la certeza de que la justicia anhelada por fin los ha cubierto con su velo protector. Mientras la vida me lo permita seguiré en mi empeño hasta encontrarlos. Vivos los llevaron, vivos los queremos”

Rosario Ibarra de Piedra tiene 92 años y fundó el Comité Eureka luego de que su Jesús Piedra Ibarra fuera acusado de pertenecer a la Liga Comuinsta 23 de Septiembre y desapareciera en 1974.

Fotografía: Nelly Salas / Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.