Quizá todas las variantes del Pan de Muerto (relleno de crema pastelera, al pastor, con chilaquiles, nutella, fresas, helado, etc.) no sean tan fantásticas como la original, pero de que están llenas de creatividad, nadie puede negarlo. Sin embargo, la única versión que tiene menos calorías que un cóctel de frutas es el pan sin azúcares añadidos.

Menos calorías que un cóctel de frutas

Así es, al natural un pan de muerto tiene únicamente 53 calorías, según afirma la especialista en Obesidad y Nutrición, Laura Cristina Badillo Galvan, quien para una entrevista con Salud180 reveló que este aporte energético es mucho menor que lo que contiene un cóctel de frutas: “El pan de muerto es un cereal complejo que aporta energía útil durante más de una hora, pues al no tratarse de azúcar simple, se puede quemar en 2 o 3 horas de actividad lenta, sin hacer ejercicio”.

Este, por el contrario, tiene un estándar de 80 calorías cuando se trata de una mezcla de kiwi, sandía, papaya, manzana y fresas. Eso sin contar la miel, granola u otros elementos que le sumamos para adornarlo y que lo único que hacen es aumentar el índice glucémico, y con ello el riesgo de padecer obesidad.

México, primer lugar en obesidad infantil

En este sentido, Badillo Galván opina que los azúcares que adquirimos de las frutas sí deben quemarse en el momento o se convertirán en grasa. El problema es que en México somos sedentarios y el único ejercicio que hacemos es caminar de la casa al coche o al Metro más cercano, cuando el tiempo mínimo recomendado es de 30 minutos en algún ejercicio cardiovascular.

Al respecto, México es el segundo país del mundo con más adultos obesos, y el primero en obesidad infantil debido a que producimos una gran cantidad de alimentos llenos de grasa, azúcar, sal y componentes químicos. De hecho, nuestro país está en la lista de los 10 principales productores de alimentos basura.

Fotografía: @glotonerias_ / Instagram

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.