Crecer las tarifas del transporte públicos en dos pesos, consideró el gobernador Jaime Rodríguez Calderón, sería criminal. Este jueves, ante alumnos de la Universidad Autónoma de Nuevo León, durante del Cuarto Informe de Actividades del Rector Rogelio Garza Rivera, el mandatario estatal reconoció que no se puede condenar a los transportistas a la quiebra, pero tampoco cargar la mano a los usuarios. El Gobernador llamó a tomar una decisión en la que ninguna de las dos partes resulte afectada.

“Imagínense un papá que tiene tres hijos en la Universidad, si les crecemos dos pesos pues ya los jodimos. ¿O no es cierto, chavos? Hay 70 por ciento de los estudiantes de la Universidad que se mueven en transporte público. Crecer las tarifas sería criminal, pero tampoco podemos condenar a los empresarios del transporte a la quiebra”.

Recordó que una de sus propuestas de campaña fue no incrementar la tarifa, y así se ha mantenido por cuatro años. Sin embargo, la situación se ha vuelto insostenible.

“Cuando yo llegué al gobierno yo dije que no íbamos a incrementar las tarifas del transporte y todos me traen en friega porque no nos hemos incrementado. El Metro sigue dando la misma tarifa, cierto que nos ha crecido la población y que tenemos que ver cómo mejorarnos lo nuestro. Hemos trabajado en el sentido de que el transporte público mejore, pero que no le carguemos al estudiante esa posibilidad”.

En este sentido, insistió en sumar esfuerzos entre todos los sectores para llegar a una solución: “Necesitamos de la capacitad de todos y de la solución de todos para que funcione”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.