El líder de ISIS, Abu Bakr al-Baghdadi, murió durante una redada realizada por el Ejército de Estados Unidos en Siria, aunque Donald Trump, en un mensaje televisado, afirmó que fue asesinado por tropas estadounidenses. Sin embargo, aún están a la espera de las pruebas ADN y biométricas para confirmar que se trate del terrorista, publicó la CNN.

“Murió como un perro, murió como un cobarde. El mundo es hoy un lugar mucho más seguro”, dijo Donald Trump.

Este 26 de octubre un funcionario de Estados Unidos confirmó la noticia a AP y detalló que el recluido líder del grupo extremista Estado Islámico fue atacado en la provincia de Idlib. En su cuenta de Twitter, Trump escribió este sábado a las 8:23 de la noche que “algo muy grande ha sucedido” y no dio más información.

La fuente de AP señaló que Abu Bakr al-Baghdadi y su esposa detonaron chalecos bomba y además de ellos, también habrían muertos otros líderes de ISIS.

El operativo

Trump dijo a los periodistas que durante semanas el terrorista estuvo bajo vigilancia y que se descartaron un par de misiones antes de realizar la de ayer que resultó exitosa.

Señaló que el Ejército voló sobre parte del espacio aéreo ruso durante esta “misión muy peligrosa”.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos informó de un ataque de la coalición internacional durante la medianoche del sábado al domingo realizado por un escuadrón de ocho helicópteros y un avión de combate, contra posiciones de los Hurras al-Deen (guardianes de la Yihad, un grupo de Al Qaeda).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.