Con el fin de que los jóvenes, no sean presas de conductas antisociales, Cesar Garza Villarreal, Alcalde de Apodaca, pidió a los padres de familia y maestros crear una barrera de contención.

El ejecutivo municipal destacó que junto Gobierno y líderes sociales pueden hacer un cambio y mejorar las condiciones de vida de los muchachos, al reunirse con más de mil 500 integrantes del Consejo de Participación Ciudadana de Padres de Familia de escuelas de Apodaca.

“Hoy aquí estamos reunidos un grupo grande de líderes, de maestros, de servidores públicos y de padres de familia. Juntos, los líderes que nos encontramos aquí, podemos hacer un cambio, una barrera de contención para que nuestros hijos crezcan integralmente de manera saludable y desarrollada”.

“Llevemos educación emocional, educación en valores y principios, hacer activaciones en las escuelas que concienticen sobre el combate a las drogas y la propuesta de un estilo de vida sano para nuestros hijos”.

Garza Villarreal reconoció que no es fácil la tarea para combatir la drogadicción, por ello se debe educar a los hijos a cultivar un estilo de vida ordenado, dijo que, si se tiene una juventud violenta y desviada, es porque se olvidó formarlos en valores y principios.

“No es tarea fácil la que tenemos. Desde el municipio queremos decirles que estamos para apoyar cualquier esfuerzo escolar. Hoy vivimos una realidad nueva, cada vez a más temprana edad los jóvenes tienen experiencia con las drogas”.

“Si tenemos una juventud violenta, es porque no les hemos enseñado a convivir en la paz, la tolerancia y la concordia. Si tenemos una juventud desviada, es porque olvidamos nosotros formarlos en principios, en valores, que les permitan vivir mejor, pero además que les permitan ser felices”.