Un hombre logró salvar su vida al hacerse “el muerto”, después de que fue torturado por un integrante de la delincuencia organizada, en un predio baldío del municipio de Marín. Afortunadamente para la víctima, los sicarios decidieron no darle el llamado tiro de gracia y sólo le colocaron un cartelón entre sus piernas.

La Fiscalía General de Justicia del Estado, mantiene bajo un fuerte dispositivo de seguridad al afectado en un Hospital de Monterrey. El lesionado fue identificado como Gerardo Herrera Tamez, de 25 años, apodado “Jerry” o “Jordan”.

La víctima fue localizada alrededor de las 02:20 horas del martes en las calles González Ortega y Corona, en el Centro del municipio. Policías de Seguridad Pública municipal lo hallaron tirado, amarrado con las manos por la espalda con una cuerda amarilla y cinta adhesiva color gris. Con ese mismo tipo de cinta tenía sujeto un cartelón a la altura de los muslos.

Fueron vecinos de este sector, quienes llamaron a las autoridades para reportar que estaba una persona ejecutada. Los hechos ocasionaron la movilización de unidades de la policía preventiva, quienes al llegar se percataron que esta persona estaba con vida. Los uniformados trasladaron en una patrulla al lesionado a la Comandancia de Policía y de ahí fue llevado en una ambulancia a un hospital.

Al lugar de los hechos llegaron elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones, quienes tomaron conocimiento de lo sucedido. Llevándose además el cartelón con el narcomensaje a un grupo rival y las propias autoridades.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.