Por José Jaime Ruiz.

Falla tras falla. Confrontación tras confrontación. El presidente Andrés Manuel López Obrador contra los medios de comunicación. El presidente Andrés Manuel López Obrador contra el Ejército Mexicano. El presidente Andrés Manuel López Obrador contra la veracidad y a favor de la opacidad. ¿Por qué falla tanto López Obrador en el tema de la seguridad?

Graves y sonoras críticas del general en activo Carlos Gaytán Ochoa:

1.- …El Ejecutivo propicia “decisiones estratégicas que no han convencido a todos, para decirlo con suavidad… el alto mando sostiene hoy sobre sus espaldas, la muy alta responsabilidad de mantener cohesionado al país, de coadyuvar a su pacificación a la brevedad posible, de hacerlo todo con el menor costo social, y la mayor eficacia”.

2.- “Nos sentimos agraviados como mexicanos y ofendidos como soldados.”

3.- “Actualmente vivimos en una sociedad polarizada políticamente, porque la ideología dominante, que no mayoritaria, se sustenta en corrientes pretendidamente de izquierda, que acumularon durante años un gran resentimiento.”

4.- “¿Quién aquí ignora que el alto mando enfrenta, desde lo institucional, a un grupo de ‘halcones’ que podrían llevar a México al caos y a un verdadero estado fallido?… el respaldo y la solidaridad para mi general secretario.”

¿Qué le respondió, desde la polarización, Andrés Manuel?

“Es entendible porque este general fue, creo, subsecretario de la Defensa con Felipe Calderón, entonces, pues no puede estar de acuerdo con la nueva estrategia que se está aplicando por razones obvias, pero tiene todo su derecho a expresarse, a manifestarse.”

“Él tiene una visión de las cosas distinta a la que nosotros estamos llevando a la práctica, son estrategias distintas. Nada más para recordar: Calderón declaró la guerra, de eso hay constancia, y hubo los mayores índices de letalidad. ¿Qué significa esto? Que había más muertos que heridos y que detenidos en enfrentamientos. Y fue también cuando perdieron la vida más militares, y se puede probar. Y fue cuando inventaron lo de los daños colaterales. Entonces, esa política no se va a seguir aplicando.”

Lo peor no es aceptar el agravio que se siente en las altas esferas del poder militar, lo peor es continuar con las ofensas al Ejército al “condecorar” a los opositores de los militares y pedir perdón histórico por parte del Estado mexicano. Lo peor es exponer públicamente –lo que nunca sucedería en algún país del planeta– a quien dirigió el operativo fallido (por los civiles, no por los militares) de Culiacán, y luego retractarse para protegerlo “a posteriori”.

Ahora resulta que el coronel de caballería del Estado Mayor Presidencial, Juan José Verde Montes, NO participó en el operativo que dejó libre a Ovidio Guzmán López. O sea, ¿no participó presencialmente, pero sí participó en su diseño e implementación desde la Ciudad de México? De una u otra manera, el presidente y el general secretario Luis Cresencio Sandoval ya le pusieron precio a la cabeza de Verde Montes, una irresponsabilidad mayúscula, falla tras falla. Ahora este coronel sí tiene quien le escriba… su acta de defunción.

@ruizjosejaime

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.