El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó en lo general reformas a la Ley de Instituciones de Crédito, que entre otras medidas faculta a la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, para congelar cuentas bancarias y promover la extinción de dominio, sin aviso o autorización del Ministerio Público o de un juez.

En el debate de la reforma en lo particular, las bancadas del Partido Acción Nacional y del Movimiento de Regeneración Nacional chocaron en tribuna debido a la votación de una reserva, presentada por la diputada morenista Lidia García, quien consideró que el congelamiento debe ser notificado tanto por la entidad bancaria responsable de los recursos, como por la propia UIF.

En su exposición en tribuna, García Anaya consideró que la UIF debe notificar por escrito al sujeto involucrado, a fin de garantizar el respeto a sus derechos y la intervención de una autoridad formal en el proceso, ya que de esta forma se evitan posibles trabas legales en temas de amparos.

También permite que instituciones afectadas, como es el caso de universidades públicas señaladas por presuntos desvíos, puedan acceder a procedimientos para liberar sus cuentas y cumplir con el pago de pensiones.

¿En qué consiste la reforma para el congelamiento de cuentas sin aviso?

En lo general, los diputados aprobaron el dictamen con 308 votos a favor, 141 en contra y 10 abstenciones. La reforma crea el nuevo Título Quinto a la Ley de Instituciones de Crédito, denominado De la Garantía de Audiencia de las Personas Incluidas en la Lista de Personas Bloqueadas, mismo que contempla un solo artículo, el 116 Bis 2.

El apartado señala que la SHCP podrá incluir a una persona en la lista de bloqueos cuando cuente con indicios suficientes que lo vinculen a actividades de terrorismo o lavado de dinero.

Las personas que sean incluidas en la lista tendrán derecho de audiencia para que, dentro de un plazo de 10 días hábiles contados a partir de la notificación, el señalado responda al señalamiento. Una vez que se cumpla ese paso, la UIF resolverá si mantiene el bloqueo y si promueve la extinción de dominio.

Se divide bancada de Morena

La bancada de Morena se dividió durante la votación de la reserva de la diputada Lidia García, pues algunos de sus miembros respaldaron la iniciativa, junto con la oposición de MC, PRD, PRI y PAN, en tanto que el coordinador parlamentario, Mario Delgado, se manifestó abiertamente en contra.

La incorporación de la reserva al dictamen, luego de una votación inicial, provocó que el mismo Delgado Carrillo, acompañado de otros legisladores de Morena, subieran hasta la tribuna para increpar a la presidenta de la Mesa Directiva, Laura Rojas, por considerar que el tiempo de apertura del tablero electrónico fue menor a lo acordado y que algunos diputados no pudieron emitir su voto.

La presencia de los morenistas alrededor de Rojas provocó que los panistas subieran en apoyo de su compañera y fue en ese momento que comenzaron los empujones y jaloneos. El alboroto provocó que la presidenta del Congreso decretara un receso de 5 minutos, mismo que se prolongó por más de media hora.

Con información de Reforma

Fotografía: Graciela López/Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.