Por José Jaime Ruiz.

Ya no es sólo la “objeción de conciencia” en el Congreso de Nuevo León. Ya no es sólo querer censurar el espectáculo de Carlos Ballarta. Ya no es sólo meter al canon santificado a Eugenio Garza Sada. Ya no es sólo la aportación al léxico del Bronco acerca de los “hombricidios”…

En la escuela secundaria “Miguel Ángel Granados Chapa”, del municipio de Apodaca, se expulsó a un alumno de 14 años presuntamente porque su tío es homosexual. Al joven se le echó del plantel por la preferencia sexual de su tío, porque tiene una relación “con un hombre”, porque este gay llegó con su pareja a la dirección de la secundaria para recibir información de la educación de su sobrino (El tío estaba a cargo del joven mientras la tutora legal estaba fuera del Estado).

No importó que se pisotearán los derechos educativos del alumno, poco importó que su tío pueda elegir libremente su ejercicio sexual, de nada sirvió la “existencia” en Nuevo León de la defensa de los derechos humanos. Se supone que el alumno ha sido de nuevo “reingresado” y la Secretaría de Educación del estado está indagando el hecho y, sí, ha reincorporado al adolescente al plantel. Esa misma secretaría que, a través de un comunicado, asegura que se le brindará apoyo psicológico al estudiante y se investigará a la directora de la secundaria. ¿Y por qué, dentro de la indagatoria, no se le da también apoyo psicológico a la intolerante maestra?

EL CORRAL DE SAMUEL

El senador Samuel García de Movimiento Ciudadano, que tanto persigue al gobernador Jaime Rodríguez Calderón para destituirlo, no hace sino prolongar la misoginia del Bronco. En un evento en el ITAM en la Ciudad de México, Samuel “presumió” que la bancada de MC en el Congreso de Nuevo León rechazó incluir la objeción de conciencia en la Ley Estatal de Salud. Y dijo acerca de la diputada Tabita Ortiz:

“A pesar de que una se me salió del corral, porque es súper persignada, la mayoría de mi bancada de MC en Nuevo León sí votó a favor de quitar en la ley el parrafito que venía la objeción de conciencia”.

A Samuel le tupieron en las redes sociales, lo calificaron, como “gallo”, machista hasta el tuétano por referirse despectivamente a una mujer. En efecto, sobre su actitud de control, pertenencia y propiedad de las “mujeres en su corral”.

Misógino y mentiroso: la bancada de MC votó a favor de la objeción de conciencia (incluyendo a Luis Donaldo Colosio Riojas), los únicos que votaron en contra fueron Mariela Saldívar y Bonifacio de la Garza. Así es que, ¿de cuál gallinero habla el senador?

@ruizjosejaime

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.