En medio de un escenario de tensión post-electoral y las denuncias de un intento de golpe de estado por parte de la oposición a Evo Morales, guarniciones policiales de tres departamentos de Bolivia se habrían amotinado.

El primero de los motines ocurrió en Cochabamba, mismo que fue transmitido en vivo por algunas televisoras locales.

El segundo incidente ocurrió en la base de Sucre, capital del departamento de Chiquisaca. El tercero, ocurrió en la localidad de Santa Cruz.

Voceros de los policías amotinados señalaron que ya no estaban dispuestos a seguir participando en labores de contención de manifestantes opositores, ni a la disolución de peleas callejeras entre opositores y grupos que apoyan al presidente Evo Morales.

Las protestas en Bolivia comenzaron hace casi tres semanas, ante las denuncias de grupos opositores de derecha sobre la existencia un presunto fraude a favor de Morales en las elecciones del pasado 20 de octubre.

Javier Zavaleta, Ministro de Defensa de Bolivia, informó que por el momento no se utilizará al ejército para enfrentarse a los agentes de policía amotinados contra el gobierno.

Medios internacionales reportan la muerte de tres personas en las protestas post-electorales en Bolivia.

A las denuncias de un posible golpe de estado por parte de Evo Morales y su cancillería, se suman la del Ministro de Interior, Carlos Romero, quien señaló de la existencia de una estrategia para derrocar al gobierno de Morales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.