Williams Kaliman, comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Bolivia, habría “sugerido” al presidente Evo Morales dimitir de su puesto, ante “la escalada de conflicto” electoral en el país sudamericano.

Minutos después de esa declaración, Morales abandonó La Paz, capital de Bolivia, en el avión presidencial, en lo que se consideraría una virtual consumación del golpe de estado en su contra.

Evo Morales informó de su renuncia hace unos minutos en mensaje televisivo.

En redes sociales, apareció una imagen que muestra a Luis Fernando Camacho, líder opositor, dentro del Palacio de Gobierno de Bolivia.

Yuri Calderón, comandante general de la Policía Boliviana, también se habría sumado al “pedido” de que Morales presentara su renuncia como presidente para “pacificar” al país.

De acuerdo con versiones difundidas en redes sociales, el avión presidencial de Evo Morales habría aterrizado en Chimoré, en el departamento de Cochabamba.

Cochabamba es una de las mayores bases de apoyo del líder político, en donde apoyó las protestas de campesinos y cocaleros por los altos precios del agua, que en ese entonces se encontraba privatizada.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.