Por Obed Campos.

Christopher Landau, embajador de los Estados Unidos en México no se anduvo por las ramas y dio una de las más preclaras y honestas imágenes del país en el que vivimos casi 130 millones (iba a decir que almas, pero los delincuentes no tienen, así que excúseme, porque los malos no cuentan).

El diplomático dictó una conferencia magistral durante el “Simposio Norteamérica retos que nos unen” ante estudiantes del Tecnológico de Monterrey, y, sin caer en contrariedades ni en falsos dimes y diretes, tan de moda, llamó a atender el fenómeno.

“Esto es una amenaza que si no se detiene va a empeorar. Es una verdadera amenaza muy peligrosa, que si no se controla empeorará”, advirtió Landau.

Y agregó tajante: “Yo no estoy aquí, no sólo para decir palabras bonitas en mi papel de diplomático, esa es una parte. Pero creo que un diplomático tiene que ser franco y directo, por eso lo digo. A mí me preocupa muchísimo lo que está pasando en México”.

Aquí es donde digo, con todo respeto: “Que la lengua se le haga chicharrón, señor embajador…”

La pregunta que salta a relucir es, entenderán las autoridades mexicanas que con simples “fuchis y guácalas” no se va a resolver el tema de la violenta delincuencia que nos aqueja.

Da esperanza que una autoridad norteamericana reconozca el lío en el que ambos países estamos metidos y que, hasta hace poco, se resumía en una frase: “Estados Unidos pone las armas… México, pone los muertos”.

ACTOS DE RELUMBRÓN
Tal parece que el gobierno del estado de Nuevo León cree que los que habitamos a la sombra del Cerro de la Silla nos chupamos el dedo.

Lo digo porque desplegar mil 500 elementos (o los que puedan y se les antoje) como operativo de vigilancia por “El Buen Fin”, es su obligación… Presumirlo, con un acto solemne, raya en la soberbia.

Pero así es Aldo Fasci Zuazua, secretario de Seguridad Pública del Estado quien, si fuera de procesión, cargaría la virgen y tiraría los cohetes.

obed@sdpnoticias.com
@obedc

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.