Por Jorge Narváez.

La Selección Mexicana Sub 17 está cumpliendo con el objetivo de destacar en el Mundial de la categoría. Esta selección nos tiene acostumbrados a ver una buena actuación de los jóvenes que los jugadores experimentados.

Sería bueno que a estos jóvenes los puedan encaminar y enseñarles cómo manejar la ‘profesión’ para evitar que sean explotados y sobrevalorados cuando aún no están capacitados al 100 por ciento.

Un caso reciente fue el de Diego Láinez que apenas estaba destacando en el fútbol mexicano y por sólo haber tenido algunos partidos siendo el mejor, se lo llevaron a las grandes ligas de Europa en donde no ha sido contemplado como se tenía proyectado. A su corta edad, habrá errores que pueden terminar con su carrera si no se tiene un buen proyecto a corto, mediano y largo plazo.

En esta ‘profesión’ hay poco margen de error, pues la vida de un jugador profesional activo es muy corta y cada paso cuenta para sumar o restar a la carrera.

El promedio máximo de un jugador oscila entre los 37 a 40 años y siendo que un jugador novato pueda debutar en la Liga MX a los 20 o 22 años, estarían vigentes por cerca de 17 años.

El delantero estrella de Tigres, André-Pierre Gignac debutó a los 19 años de edad, a cuatro meses de cumplir 20, se mantuvo cinco años por cinco equipos de la Ligue de Francia, después pasó otros cinco por el equipo de Marsella y cumplidos los 30 años llegó a México con los Tigres.

El francés tiene 19 años activo como jugador y ya ha declarado que está pensando en el retiro o por lo menos dice que con Tigres sería su despedida.

Así que los jugadores que apenas inician su carrera deberán tener un buen coach de profesión y pensar bien con quien se juntan porque los de la Selección Mayor están más que quedamos y no es por el sol.

Fotografía: Mexsport/ Oncediario

@SoyJorgeNarvaez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.