Por José Jaime Ruiz

@ruizjosejaime

La destitución de Jaime Rodríguez Calderón, el Bronco, del Poder Ejecutivo de Nuevo León sigue siendo un juego entre el gobernador y el Poder Legislativo local. Los diputados “hacen” como que lo impugnan y el Bronco “hace” como se defiende. Obtener una nueva suspensión para frenar posibles sanciones en su contra por parte del congreso, por las llamadas broncofirmas durante la campaña presidencial, parece un logro menor si el Poder Ejecutivo federal, a través de la Unidad de Inteligencia Financiera, abre (o abrió) un expediente contra el gobernador.

El Bronco no ha estado en peores condiciones políticas en su relación con el presidente Andrés Manuel López Obrador. Para el informe de Oaxaca, López Obrador envió a Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación que acompaño a Alejandro Murat. ¿Cuántas veces el presidente ha visitado Oaxaca y cuántas Nuevo León? De rebote, en el cuarto informe del Bronco, sólo estuvo Ana Gabriela Guevara, titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte. Hay niveles. De nuevo, ¿cuántas veces Sánchez Cordero ha visitado a Rodríguez Calderón en sus frecuentes estancias en su rancho de General Terán? El Bronco no está en el ánimo de Andrés Manuel.

Más acá de las broncofirmas electorales, podría existir una línea de investigación que indague si en la campaña presidencial del gobernador de Nuevo León existieron aportaciones del narco a través del exfiscal general de Nayarit, Édgar Veytia, sentenciado a 20 años de prisión en los Estados Unidos por participar en una red internacional de tráfico de drogas.

“Uno tiene amigos, yo no niego a mis amigos. Yo no niego, no soy responsable de las acciones de nadie, siempre he dado la cara a las cosas así”, aseguró en marzo de 2017 el Bronco. También comentó: “Yo simplemente respondo: a la hora que quieran, cuando quieran, en donde sea, yo acudiré si me llaman para dar razones de mi amistad (con Veytia) y daré mis razones de mi amistad”.

El Bronco puede “maicear” a los diputados locales y arreglar su “disputa”, también puede obtener suspensiones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación para frenar sanciones, pero sería imposible eludir a la Unidad de Inteligencia Financiera, de Santiago Nieto, si acaso esta unidad lo investiga.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.