El Gobierno federal no cederá a las presiones de las organizaciones campesinas que se encuentran bloqueando la Cámara de Diputados, afirmó categórica Olga Sánchez Cordero. La titular de la Secretaría de Gobernación aseguró que a dichos grupos se les han ofrecido muchas mesas de diálogo para atender sus demandas.

El bloqueo en San Lázaro cumple una semana, sin que se llegue a un acuerdo para que los campesinos levanten sus tiendas de campaña, que ha impedido continuar el trabajo de los legisladores, que está suspendido desde el 6 de noviembre.

Respeto mutuo y libertades

Olga Sánchez Cordero participó en la toma de protesta de Mónica Maccise como nueva presidenta del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred). Tras el evento, dijo que, aunque se les han ofrecido “cualquier cantidad de mesa de diálogo” para recibir sus demandas, “definitivamente las condiciones tendrán que ser de respeto mutuo y libertades”.

En tanto, ante la amenaza de los grupos campesinos de protestar en el desfile por la conmemoración de la Revolución Mexicana, Sánchez Cordero pidió a los manifestantes tomar en cuenta que es un acto para el pueblo.

Demandas de los campesinos

Las organizaciones campesinas exigen con su bloqueo a los diputados más recursos, obras de infraestructura, así como la restitución de algunos programas del sector. En calle Zapata se encuentran integrantes de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA) y del Frente Único del Campo. Además, en las calles Sidar y Rovirosa están los de Antorcha Campesina, así como otras organizaciones.

Fotografía: Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.