En 29 años, el 2018 ha sido el peor año para ser mujer en México, pues cada día se registraron 10 asesinatos contra mujeres, de acuerdo con cifras del Inegi. En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer este 25 de noviembre, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía informó que de las 314 mil 499 mujeres que murieron el año pasado, 73 mil 768 fallecieron por causas accidentales y violentas, de éstas, el 55.7 por ciento son mujeres asesinadas.

Esta cifra es incluso más alta que la del 2009 cuando hubo mil 925 asesinatos contra mujeres, año en la que se rompió el umbral de los mil 623 cometidos en 1992.

En 2018 las mujeres menores de 30 años fueron las más vulnerables, ya que el 42.9 por ciento de las asesinadas tenían esta edad; mujeres de 25 años registran la tasa más alta con 12 asesinadas por cada 100 mil mujeres. Las tasas más altas se registraron en Colima con 16.6 mujeres asesinadas, Zacatecas con 12.9, Chihuahua con 11.4, Guanajuato 10.6, Baja California con 10.3 y 10.1 en Quintana Roo.

De acuerdo con el Inegi, estas muertes fueron realizadas con saña, lo que podría calificar como un feminicidio, matar por ser mujer: “Las mujeres son asesinadas con mayor violencia y saña, en eventos donde se utilizan medios que producen mayor dolor, prolongan su sufrimiento antes de morir y sobre todo conllevan la aplicación de la fuerza corporal para someterlas”.

Seis de cada 10 mujeres han sufrido violencia alguna vez en su vida

Sesenta y seis de cada 100 mujeres mayores de 15 años han sido violentadas en México en 2016, reveló el Inegi. Esta violencia pudo haber sido ejercida por la pareja, el esposo, novio, un familiar, compañero de escuela o del trabajo, una autoridad escolar o laboral, amigos, vecinos, personas conocidas o extrañas. De estas agresiones el 43.9 por ciento fueron realizadas por la pareja y el 53.1 por ciento por alguna otra persona.

Sobre el tipo de violencia, 49 por ciento fue emocional, 34 por ciento sufrió física, 41.3 por ciento sexual y 29 por ciento patrimonial.

Fotografía: Magdalena Montiel / Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.