Ali Fadavi, comandante de élite de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán, pidió a la judicatura del país dictar “severas” condenas a los involucrados en las “mortales manifestaciones” que iniciaron el 15 de noviembre tras recortes de subsidios a la gasolina y aumento de su precio.

“Capturamos a todos los mercenarios que abiertamente confesaron que estaban haciendo un trabajo mercenario para Estados Unidos y, si Dios quiere, el sistema judicial del país les dará los máximos castigos”, afirmó el comandante citado por el sitio de noticias Mizan.

El miembro castrense dijo que se tenían capturados 180 líderes que fueron arrestados, además de “matones” vinculados a exiliados y enemigos extranjeros como Estados Unidos, Israel y Arabia Saudita.

También volvió la conexión a Internet de gran parte del país, excepto las redes de telefonía móvil, de acuerdo con NetBlocks, monitor de interrupciones globales de internet. Al restaurarse el servicio de internet, también comenzaron a difundirse videos que muestran la violencia con la que las autoridades buscaron disuadir los disturbios. Entre las escenas, se observan a militares disparando ametralladoras contra manifestantes que les lanzaban piedras, elementos realizando persecuciones en motocicleta y el arresto de civiles.

El viernes, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, impuso sanciones al ministro de Información y Comunicación de Irán, por los cortes masivos de internet realizados desde el 16 de noviembre para sofocar las protestas. Donald Trump, presidente estadounidense, dijo el jueves 21 de noviembre en su cuenta de Twitter que el gobierno iraní quería ocultar “las muertes y la tragedia” y que el régimen había cerrado su sistema de internet para que no se hablara de la violencia que registraba el país.

Aunque las protestas iniciaron de forma pacífica, pronto desembocaron en episodios de violencia y enfrentamientos con las fuerzas del orden que, según Amnistía Internacional, dejaron al menos 106 muertos, aunque las autoridades iraníes no han confirmado una cifra de víctimas.

Los recortes a los subsidios de la gasolina en Irán se deben en parte a que el año pasado, las exportaciones de petróleo iraní se redujeron a menos de dos mil barriles por día, en comparación con los dos millones de bpd que se exportaban antes de que Estados Unidos reimpusiera sanciones petroleras hace un año.

En agosto de 2018, Donald Trump retiró a su país del “Plan Conjunto de Acción Comprehensiva” (JCPOA) que buscaba limitar el programa nuclear de Irán a cambio del levantamiento de varias sanciones que le facilitaban negociar con Occidente. Dentro de esas sanciones se encuentran la compra de adquisición de dólares por parte del gobierno de Irán y comercio de oro o metales preciosos. Desde entonces, la inflación en la economía iraní se ha disparado, el valor del rial se ha derrumbado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.