Por José Jaime Ruiz.

Una de las estadísticas más influyentes en Nuevo León sobre monitoreo y evaluación es la plataforma “Alcalde, ¿cómo vamos”. Durante su historia ha sufrido problemas de metodología y levantamiento de datos, pero eso no es óbice para tomarla en cuenta. La plataforma aprendió de sus yerros y hoy es más completa.

¿Qué nos dice su historia?

“En 2012 nació Alcalde, Cómo Vamos, una iniciativa de la sociedad civil de Nuevo León cuyo modelo inicial fue el de evaluar 10 acciones concretas propuestas por la ciudadanía organizada. El proyecto buscaba comprometer públicamente a los políticos desde su campaña a realizar acciones enfocadas en prioridades ciudadanas como la seguridad, transparencia, movilidad y espacios públicos. Las evaluaciones daban pie a diálogos públicos con alcaldes metropolitanos y la participación de organizaciones de la sociedad civil.”

Todo bien hasta aquí, sólo que los alcaldes no desean ser evaluados, ergo, exhibidos. Por eso desdeñan asistir a la presentación de la gestión de resultados. Los alcaldes ningunean el diálogo público. A la presentación de ayer sólo asistieron el alcalde de San Pedro Garza García, Miguel Treviño; César Garza Villarreal, de Apodaca; Héctor Castillo, de Santa Catarina.

Si los datos de la plataforma son exactos, el grupo medinista, que nació de la gestión del exgobernador Rodrigo Medina de la Cruz, está en apuros. Sobre todo si la gestión es la elección. El PRI completo, de igual forma, presenta graves problemas de administración pública municipal, lo cual abordaré después.

El independiente alcalde de San Pedro, Miguel Treviño, lidera la evaluación con 8.2 de calificación (lo cual le da para reelegirse, no para buscar la gubernatura). El panista Zeferino Salgado, alcalde de San Nicolás de los Garza, le sigue con un lejano 6.7 (lo cual lo convierte en el gran negociador panista de cara a las elecciones del 2021); en tercer puesto la alcaldesa morenista-priista del municipio de Escobedo, Clara Luz Flores; de los priistas, sólo accede al top el alcalde de Apodaca, César Garza, que es el tercero en discordia por la gubernatura de Nuevo León.

En la percepción ciudadana de la plataforma los medinistas salen reprobados. Si el de Juárez, Heriberto Treviño, quiere ser dirigente estatal del PRI, sus bonos son pésimos, es el peor evaluado con un 4.7 por ciento. ¿Cómo llevar al PRI a la victoria arrastrando esos números?

Foco rojo para los medinistas es el reprobado alcalde de Monterrey (5.9) Adrián de la Garza. Adrián apenas pudo ganarle en una segunda vuelta la alcaldía al panista Felipe de Jesús Cantú, y sólo porque Morena no puso candidato. Adrián está haciendo lo necesario para que Monterrey cambie de partido en el 2021. Adrián está haciendo lo insólito: comprobar que no está apto para gobernar el estado. Desde los números de la plataforma, si no puede con Monterrey, ¿cómo podrá con Nuevo León? Focos rojos en el medinismo y en el PRI estatal.

@ruizjosejaime

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.