A 62 meses de la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, sus padres y madres salieron de nuevo a marchar para exigir verdad y justicia; así como para recordarle al gobierno que el caso es un crimen de Estado que no ha sido resuelto.

“Fue el Estado porque fueron policías locales, estatales, ministeriales e incluso elementos del Ejército quienes participaron en la desaparición de nuestros hijos y hay pruebas contundentes que lo demuestran. Fue el Estado porque hubo encubrimiento de autoridades y hasta la fecha ni sabemos qué pasó ni han recibido sanción los responsables”, dijo Joaquina, mamá de Martín Getsemany Sánchez García.

Como cada mes, pasadas las 16:00 horas de este 26 de noviembre, familias de los normalistas llegaron al Ángel de la Independencia en compañía de un contingente de alumnos de la normal de Ayotzinapa, para marchar con dirección al Hemiciclo a Juárez en el centro de la capital. También acudieron organizaciones campesinas, obreras e indígenas.

A lo largo de la movilización, estudiantes de la normal en Guerrero aseguraron que continuarán la lucha hasta que se sepa la verdad de lo sucedido con sus compañeros, pues denunciaron que los gobierno continúan silenciando la lucha normalista y Ayotzinapa es un ejemplo de ello.

“Ya pasaron 62 meses y por eso mismo queremos exigir justicia y seguiremos haciendo las actividades necesarias para tener la atención necesaria y tengamos como solución la aparición con vida de nuestros compañeros. Este gobierno no ha cumplido y nos están quitando hasta la voz, por eso necesitamos saber qué hicieron con nuestros compañero y justicia para los tres caídos”.

Al llegar al Antimonumento a los 43 ubicado en Paseo de la Reforma y Avenida Juárez, el vocero de los papás y mamás, Felipe de la Cruz señaló que luego de 5 años y 2 meses, están de pie porque saben que “muy pronto” tendrán verdad y se va a hacer justicia y “en donde quiera que se encuentren, los autores intelectuales y materiales, estamos seguros que están temblando porque ven cerca la justicia”.

Por su parte, Joaquina García, mamá de Martín Getsemany Sánchez García desaparecido desde el 26 de septiembre de 2014, refirió que aún tienen confianza en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, sin embargo, le recordó al presidente que Ayotzinapa es un crimen es Estado y no van a descansar hasta saber la verdad: “Este gobierno [el de AMLO] tiene la misma responsabilidad de darnos verdad, justicia y sanción para los responsables para que el crimen no quede en impunidad como otros acontecimientos sin solución”.

Voluntad política para resolver caso Ayotzinapa

El domingo pasado, el presidente López Obrador aseguró que el asesinato del activista, Arnulfo Cerón Soriano en Tlapa, Guerrero, y la desaparición de los 43 normalistas, no pueden considerarse criminales de Estado porque ahora hay un gobierno con voluntad política para resolver dichos casos.

Por dichas declaraciones, el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, aseguró que fueron sacadas de contexto, pues el caso Ayotzinapa sí es un crimen de Estado pero que ahora ellos tienen la disposición de resolverlo y sancionar a los responsables.

Frente a ello, el vocero de papás y mamás de los normalistas, Felipe de la Cruz, dijo que ellos toman los dichos del presidente como una ratificación del compromiso para llegar a la verdad, “porque él decía que ningún crimen de Estado se ha resuelto porque no había voluntad, y hoy es lo que existe por eso dejará de ser un crimen de Estado”.

Fotografía: Nancy Gómez / SDPnoticias

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.