El pasado 25 de noviembre (25N) mujeres feministas de distintas profesiones salieron a las calles con motivo del Día Internacional Contra la Violencia de Género. La Ciudad de México no fue la excepción y el hartazgo fue el protagonista de la marcha al plasmarse sobre muros y monumentos de la capital del país, siendo este y no el alarmante número de mujeres desaparecidas o asesinadas diariamente en México el tema de conversación. La forma en que se protestó ha sido duramente criticada, pero el fondo ha sido respaldado por personas como la conductora Mónica Garza.

Sobre bustos ubicados en Paseo de la Reforma así como el Hemiciclo a Juárez ubicado en la Alameda Central la frustración de la marcha feminista por madres, hijas y amigas asesinadas se hizo visible dejando rastros de pintura en aerosol. La conversación sobre “las formas” continúa en redes sociales, televisión y radio, a pesar de que la pintura fue retirada en menos de 12 horas y el mármol volvió a lucir blanco. Sobre esto, Mónica Garza expresó en Twitter: “Limpiar un monumento es cosa de agua, jabón, jergas y algunos químicos. Para limpiar el pasado de una mujer violentada o devolverle la vida, no hay químicos suficientes”.

De acuerdo con el Inegi 3 mil 752 mujeres fueron asesinadas durante 2018, es decir, 10 cada día; tres de cada 10 mujeres fueron estranguladas, ahorcadas o sofocadas, ahogadas, quemadas, golpeadas con algún objeto o heridas con un arma punzocortante. La tendencia de 10 feminicidios por día continúa este 2019.

Al provocador tuit de Mónica Garza se lanzaron algunos en contra, señalando que “hay formas de protestar”. No obstante, otros expresaron estar de acuerdo con cada una de sus palabras.

El 25 de noviembre se estableció como el Día Internacional Contra la Violencia de Género para sensibilizar sobre un problema que repercute en el desarrollo de vida del 50 por ciento de la población mundial. La fecha fue escogida en el seno de la ONU para conmemorar la vida de las hermanas Patria, Dedé y Minerva Mirabal, tres activistas dominicanas asesinadas de manera brutal en 1960 durante la dictadura de Rafael Trujillo Molina.

Fotografía: archivo/ Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.