El presidente de la República dijo que México va a convencer a Estados Unidos de que puede hacer justicia en casos como el de la masacre de la familia LeBarón, luego de que su homólogo estadounidense, Donald Trump, anunció sus intenciones de declarar a cárteles mexicanos del narco como “grupos terroristas”.

En su conferencia mañanera de este viernes 29 de noviembre, el mandatario federal reiteró su rechazo a un posible intervencionismo en México por agentes extranjeros, y aclaró que su gobierno está abierto a la colaboración con Estados Unidos para hacer frente a los diversos grupos del crimen organizado, pero todo dentro del marco del respeto a la soberanía y conforme a una estrategia integral que involucre el control de tráfico de armas y el bloqueo de cuentas ligadas a delincuentes.

El presidente Andrés Manuel López Obrador insistió en que lleva una buena relación con Trump y que no existe un escenario de confrontación, por lo que la actual coyuntura se resolverá por los canales diplomáticos correspondientes, en referencia a las gestiones encabezadas por el canciller Marcelo Ebrard, quien la próxima semana recibirá al procurador estadounidense William Barr para una reunión considerada “de alto nivel” entre ambas naciones.

“Vamos a convencer al gobierno de Estados Unidos de que podemos, los mexicanos, hacer justicia. Y que queremos mantener siempre una relación de cooperación y de respeto. Esto implica un agradecimiento al presidente Trump, porque ha hecho propuestas de cooperación y al mismo tiempo ha sido respetuoso de la decisión que nosotros tomamos”

‘Llámeme si me necesita’, dijo Trump

En cuanto a la posible declaratoria de cárteles mexicanos como “terroristas”, que según la ley de Estados Unidos podría implicar el envío de agentes armados para desmantelar su infraestructura, El Presidente de México recordó que la Constitución establece de manera muy clara que no se permite el tránsito de extranjeros armados, por lo que ese escenario está totalmente descartado.

Reveló que en las llamadas telefónicas que ha sostenido con Trump, tanto por el operativo fallido en Culiacán como por la masacre de los LeBarón, el actual ocupante de la Casa Blanca le expresó que, en caso de necesitar el envío de tropas, sólo tenía que pedirlo, situación que está fuera de cualquier consideración y que sólo ha sido respaldada por algunos de los opositores a su gobierno.

“No hemos tenido en todo este tiempo, ninguna discrepancia (…) En los dos casos ofreció ayuda, pero al mismo tiempo respetó la decisión nuestra. Les puedo decir que me dijo: ‘piénselo, y si me necesita llámeme’. Entonces no le he llamado”.

En caso de que México considere que desde Washington se están realizando acciones que representen una amenaza a la soberanía nacional, el Presidente dijo que su gobierno actuará conforme a las leyes internacionales y en salvaguarda de los intereses nacionales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.