Mucho se ha dicho sobre la decisión de Kim Kardashian de convertirse en mamá, las últimas dos ocasiones, a través de un vientre de alquiler, pero pocos saben cuál fue la verdadera razón por la cual, la empresaria tuvo que recurrir a este método para volver a experimentar la maternidad. A través de un video que compartió en su cuenta de Instagram, la empresaria narró el viacrucis por el que atravesó durante los embarazos de sus hijos mayores, North y Saint.

“Cuando estaba embrazada de mi hija North, tuve una condición llamada preeclampsia o toxemia, que es cuando los órganos de la mamá comienzan a dejar de funcionar. La única forma de deshacerse de eso es tener al bebé. A las 34 semanas y media, tuve que entrar en labor de parto, de emergencia, por ello me indujeron y poco después, tuve a North. Inmediatamente después del alumbramiento, usualmente, la placenta sale, la mía no lo hizo. Mi placenta se quedó pegada a mi útero, lo cual es una condición llamada placenta acreta. Por esto, muchas mujeres pueden morir en el parto”, se le escucha narrar.

Si bien, cuando nació su primogénita, pensó que había sido cuestión de ese embarazo, vino la gestación de su hijo Saint y la historia se repitió, fue entonces cuando los doctores le prohibieron volver a embarazarse. Aunque sabía del peligro que implicaba, Kim intentó por todos los medios concebir de forma tradicional, incluso, se adentró en un proceso médico que incluyó cinco dolorosas cirugías.

“Después de eso, tuve que someterme a cinco diferentes operaciones en un año y medio para arreglar el daño que todo eso hizo dentro de mí. Le pregunté a mis médicos: “’¿Puedo hacerlo otra vez?’ y ellos me dijeron: ‘Ni siquiera vamos a poner un embrión en tu cuerpo, eso sería una negligencia”, recordó.

Kim agradeció que la tecnología esté tan avanzada como para permitirle convertirse en mamá de Chicago y de Psalm: “Estoy tan agradecida por mis hermosos bebés. Estoy tan agradecida por los vientres de alquiler. Yo hubiera pasado por el mismo dolor sólo por tener mis bebés. Todo ha valido la pena”, finalizó.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.