A través de un comunicado liberado el pasado lunes 16 de diciembre, Amazon anunció que rompía relaciones con el servicio de entregas FedEx para envíos Prime; desde el domingo 15 en la noche, por lo que sus comerciantes externos no lo podrán usar.

La razón que dio la compañía fue que FedEx no cuenta con la eficacia necesaria para ser parte de sus aliados, sobretodo porque no puede cumplir cabalmente con la promesa de entregar productos uno o dos días después de la compra.

Insta a sus comerciantes externos a buscar otras alternativas de envío, como UPS, o dejar que la propia Amazon se encargue de toda la logística en la entrega de productos; como muchas tiendas y vendedores hacen desde un inicio.

El despido no afectará las finanzas de FedEx

Ante el despido de Amazon, un portavoz de FedEx señaló que el impacto a su negocio será mínimo, pues cuentan con otros aliados en lo que se refiere a entrega de productos; como son tiendas tradicionales que están entrando al negocio online, como Walmart.

Hay que recordar que FedEx ya se había retirado de Amazon en otros frentes. En este 2019 anunciaron que ya no haría envíos directamente a la tienda en línea (ni terrestres ni aéreos), quedándose sólo con los comerciantes externos en la opción Prime.

El servicio expresó en varias ocasiones su descontento con Amazon, pues esta cuenta con sus propias bodegas y vehículos para hacer entregas en todo el mundo, lo que le supone una competencia directa.

Por su parte, comerciantes externos se mostraron enfadados con Amazon debido al aviso intempestivo, sobretodo porque se da unos días antes de Navidad; cuando las ventas se disparan y necesitan una opción segura para transportar sus mercancías.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.