Una aeronave de la empresa Bek Air, vuelo Z2100, con 100 personas ha bordo, se estrelló en las inmediaciones del aeropuerto de Almatý, en Kazajistán, pocos momentos después de despegar.

De acuerdo al equipo de prensa del aeropuerto, el accidente ocurrió poco después del despegue, a las 7:05 am, hora local, cuando el avión desapareció de los radares.

La aeronave transportaba 100 personas a bordo, 95 pasajeros y cinco miembros de la tripulación. Se reporta, de forma preliminar, 9 personas fallecidas y varios sobrevivientes.

En estos momentos, servicios de emergencia ya trabajan en el lugar de los hechos, realizando labores de evacuación y rescate de pasajeros.

Reportes de las autoridades kazajas señalan que el avión perdió altitud poco después de despegar y terminó por estrellarse contra un edificio de dos pisos ubicado en una zona residencial.

Según el reporte del Ministerio del Interior de Kazajistán, se confirma la presencia de 9 sobrevivientes con distintas heridas, incluyendo 6 niños.

El mismo Ministerio anunció que por razones de seguridad, los vuelos de este modelo, un avión Fokker 100, han sido suspendidos.

Kasym-Zhomart Tokáyev, presidente de Kazajistán, expresó sus condolencias con las familias de las víctimas, comprometiéndose a que los responsables de la catástrofe serán castigados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.