Como muchas familias en Estados Unidos, Kari y Dustin Drees viajaron a diversas partes del país para las celebraciones navideñas. Sin embargo, al regresar a Atlanta se llevaron una sorpresa en su casa por daños de casi 300 mil pesos causados por una ardilla.

Al abrir la puerta de su hogar, los Drees se percataron que algo no estaba bien, pues encontraron astillas de madera por el suelo. La confusión para la familia aumentó después de ver que sus aparatos y otros objetos de valor seguían ahí, por lo que descartaron un robo.

La sorpresa llegó para Dustin y Kari Drees cuando se dieron cuenta de una ardilla que había convertido uno de los sofás en su hogar. El roedor intentó escapar por la chimenea al notar la presencia de la pareja, pero le resultó imposible.

La ardilla destruyó todo al no hallar la salida

De inmediato llamaron al departamento de control de plagas, hasta que la ardilla finalmente fue capturada. La hipótesis de los expertos indica que el animal entró por la chimenea, y comenzó a destruir todo al entrar en pánico por no encontrar la salida.

Durante sus vacaciones, la pareja recibió alertas del sistema de seguridad al detectar presencia al interior del hogar. Los Drees llamaron a la Policía local y también pidieron a amigos revisar su casa, pero nadie notó ningún movimiento extraño.

De acuerdo con NBC, los daños provocados por la ardilla en el inmueble ascienden a casi 300 mil pesos. La compañía aseguradora no se hizo responsable debido a que el contrato solo cubre desperfectos causados por mapaches, y no por insectos, aves o roedores.

Fotografía: Pixabay

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.