Un tejo de oro fue hallado en 1981 cuando se construía la Banca Central, ubicada al norte de la Alameda Central en la CDMX; el lugar del que provenía y a quién perteneció fue confirmado 39 años después por el INAH. De acuerdo con el Instituto Nacional de Antropología e Historia este enorme lingote de oro es un vestigio de la llamada ‘Noche triste’ y habría sido parte del Tesoro de Moctezuma.

Estudios de alta tecnología han confirmado que el tejo de oro fue hundido hace 500 años en los canales de la antigua Tenochtitlán en el marco de la conquista española. Leonardo López Luján, director del Proyecto Templo Mayor, dijo que a pesar de que el hallazgo se encontró cerca de lo que hoy es la Alameda Central, existían pruebas y características del tejo de oro que coincidían con exactitud a fuentes históricas, por lo que se decidió hacer nuevas pruebas con ayuda de tecnología de punta para autenticar las sospechas.

El tejo de Oro y Bernal Díaz del Castillo

Para detectar el momento al que pertenece el tejo de oro se utilizó una máquina portátil especial con Fluorescencia de Rayos X (XRF) -bautizada como ‘Sandra’-, la cual posee alta sensibilidad, además no es destructiva o invasiva y es bastante rápida.

Dicho aparato fue proporcionado por el Instituto de Física de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) con ayuda del doctor José Luis Ruvalcaba. El lingote de oro en cuestión pesa alrededor de 1.93 kilos y fue hallado a 4.8 metros de profundidad; fue descubierto por un trabajador de la obra llamado Francisco Bautista quien se encargó de dárselo a los arqueólogos responsables.

Este tejo de oro se encontraba en el camino por el que los soldados de Hernán Cortés habrían pasado durante la Noche Triste, es decir, la ruta de salida que emprendieron de Tenochtitlán el 30 de junio de 1520 a lo que hoy es Tacuba y donde se encuentra el Árbol de la Noche Triste que lo conmemora.

Para este 2020, indicó el INAH, serán recordados los episodios de la Noche Triste, momento en el que el ejército comandado por Hernán Cortés perdió contra el ejército mexica. El tejo de oro hoy se exhibe en el Museo Nacional de Antropología y es considerado un testigos de la conquista española y la fundación del México actual.

Fotografía: INAH (@ INAHmx)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.