Este sábado 11 de enero se reportó una lluvia en Australia,que da un respiro ante meses de sequía y de incendios forestales que han arrasado con miles de hectáreas de áreas verdes.

Las lluvias se reportaron en los estados de Nueva Gales del Sur y Victoria, donde los incendios se fusionaron para convertirse en megaincendios. Con esto bajaron las temperaturas, según informaron AFP y Reuters.

“Pese a que ha sido una larga y difícil noche, esta mañana nos alegra que no haya pérdidas de vidas ni daños materiales importantes” .

Gladys Berejiklian. Primera Ministra de Nueva Gales del Sur

Se prevé que las mejoras en las condiciones del tiempo duren una semana, por lo que habría más posibilidad de que los bomberos controlen los incendios.

Los incendios en Australia han dejado ya 26 muertos y dejado en cenizas 10 millones de hectáreas, destruyendo además 2 mil casas.

El tamaño del siniestro es igual a Portugal o Corea del Sur. Además se ha reportado la muerte de mil millones de animales.

Pese a las lluvias, se alertó que la temporada de incendios no ha terminado.

“Vamos a necesitar mucha más lluvia para que la lucha contra los incendios sea más fácil para nosotros”. 

Nathan Barnden. Jefe de Bomberos de Towamba

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.