La crítica de arte, Avelina Lésper, asegura y explicó que no huyó ni rompió la obra “Nimble and Sinister Tricks (To be Preserved with Out Scandal and Corruption)” de Gabriel Rico que se exhibía enZona Maco, como varios visitantes la acusaron.


De acuerdo a la especialista en entrevista con Milenio, la obra explotó cuando intentó acercar una lata de refresco vacía, pero su intención no era violentarla ni destruirla.

Explicó que cuando intentó poner la lata sobre una de las piedras de la obra, el vidrio explotó y ni siquiera pudo pudo realizar lo que tenía planeado, pues se quedó con la lata en la mano.

El artista Pavel Égüez, que acompañaba a la crítica de arte, aseguró que la obra explotó sin haberla tocado, pues ésta era muy frágil.

La obra “Nimble and Sinister Tricks (To be Preserved with Out Scandal and Corruption)” consitía en un vidrio sostenido que tenía una piedra y una pelotas. Estaba valuada en 20 mil dólares, de acuerdo con Milenio.

Luego de que se rompió la obra, Lésper dijo que ella la repararía y pidió que le dieran los objetos y medidas, pero que no la pagaría.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.