Diariamente, se deportan desde los Estados Unidos a mexicanos y centroamericanos de regreso a nuestro país. El contingente más numeroso, es el de la gente oriunda del estado de Guerrero.

Según datos de la Unidad de Política Migratoria del Gobierno Federal, el año pasado, de los 211 mil 258 mexicanos repatriados, 22 mil 627 eran oriundos de dicho estado.

En el reporte del noticiero “En Punto”, se entrevistó a Rodrigo López, habitante de Tecpan de Galeana, Guerrero, quien tuvo que abandonar su hogar y migrar a Tijuana por amenazas.

En la entrevista, informó que días antes de abandonar su hogar, fue secuestrado por u grupo de delincuencia organizada que intentó reclutarlo.

Tras cruzar por Tijuana, a inicios de diciembre pidió asilo a los Estados Unidos. Pasó varios días en centros de detención ubicados en San Ysidro, Arizona y finalmente, en Fresno California.

Tras una espera de dos meses, esperando una solicitud de asilo que no le fue autorizada, fue deportado a Tijuana el pasado viernes 7 de febrero.

Rodrigo se encuentra, al igual que muchos paisanos, en el Albergue Juventud 2000 de Tijuana, mismos que el año pasado eran centroamericanos. Hoy la situación ha cambiado, reportándose un 60% de personas de origen mexicano, de los estados de Michoacán, Guerrero y Guanajuato.


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.