El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que el caso de la detención del exdirector de PemexEmilio Lozoya Austin, demuestra que está pasando a la historia eso de que “no se podía tocar a los intocables… es un ‘tengan para que aprendan'”.

“No se podía tocar a los intocables y eso está pasando a la historia, y que bueno, es un tengan para que aprendan. Una cosa es ser servidor público y otro un ambicioso vulgar, el tener una responsabilidad en el gobierno para favorecer a grupos o partidos”.

Durante su conferencia de prensa mañanera en Palacio Nacional, el presidente señaló que independientemente de las detenciones, esto ayuda mucho, porque la justicia es prevenir y ya no hay un ambiente de impunidad.

El titular del Ejecutivo reiteró que su gobierno no tiene la intención de afectar en lo particular a nadie, ni afectar a partidos. “Lo que queremos es que se termine con la corrupción y no haya impunidad”, dijo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.