Los hermanos Santoy Riveroll, ya forman una familia en el interior del Cereso de Cadereyta, después que su hermano fuera consignado por posesión de drogas.

Esta es la segunda ocasión que los hermanos se ven unidos a un hecho delictivo, pues en el 2006, los hermanos fueron detenidos, cuando intentaba escapar a Guatemala, después del crimen de los niños de Cumbres.

El hermano de Diego Santoy y otros 6 hombres fueron vinculados a proceso por el delito de narcomenudeo y fueron internados en el Penal de Cadereyta.  

Los imputados fueron identificados como Mauricio “N”, de 37 años de edad (hermano de Santoy); Carlos Antonio “N”, de 42 años de edad; Miguel Alberto “N”, 41 de años de edad; 

También fueron detenidos Víctor Alejandro “N”, de 39 años de edad; Luis Antonio “N”, de 18 años de edad; Luis Alberto “N”, de 39 años de edad y Mario “N”, de 40 años de edad.

Un juez los vinculó por delito Contra la Salud en su modalidad de narcomenudeo en su variante de posesión de marihuana y metanfetamina con fines de comercio en su hipótesis de venta.

Además, dictó prisión preventiva oficiosa en CERESO Cadereyta, como medida cautelar y concedió 25 días de plazo para cierre de investigación. 

Los 7 fueron detenidos el pasado 12 de febrero en calles de la colonia Los Cedros, en Monterrey, donde les aseguraron varias dosis de marihuana y metanfetamina.

Mauricio Santoy, ingresó en horas de la madrugada al Cereso de Cadereyta, donde estará acompañando a su hermano, quien ya lo estaba esperando.

Los hechos se dan a unos días que se anunciara, que la condena de más de 130 años contra Diego Santoy, fue anulada, por el crimen de los hermanitos Peña Coss.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.