En la tierra donde nació el general Lázaro Cárdenas y en una de las entidades con mayores niveles de violencia, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que en sexenios pasados los encargados de la seguridad en México estaban al servicio de la delincuencia, “eran sus empleados”, por lo que pidió a los elementos de la Guardia Nacional ser leales e incorruptibles.

Al inaugurar el primer cuartel de este cuerpo de seguridad en el país, el Titular del Ejecutivo pidió a los elementos de esta institución no caer en la tentación de la corrupción, para ser ejemplo a nivel mundial.

“No había una línea divisoria, una frontera entre delincuencia y autoridades, no se sabía dónde terminaba la delincuencia y dónde comenzaba la autoridad, y a veces la autoridad estaba al servicio de la delincuencia. No tiene caso aquí subrayar lo que ha venido dándose a conocer de cómo los encargados de la seguridad estaban al servicio de la delincuencia, eran sus empleados.

“Entonces, por eso lo más importante de todo es la honestidad, la integridad, el no caer en la tentación de la corrupción, el que puedan decir los miembros de la Guardia Nacional: ‘Soy leal a México y soy incorruptible, y prefiero dejarles a mis hijos pobreza, pero no deshonra'”, dijo.

Acompañado por el gobernador Silvano Aureoles y por Luis Cresencio Sandoval, titular de Defensa Nacional (Sedena); José Rafael Ojeda Durán, secretario de Marina, así como por Lázaro Cárdenas Batel, jefe de asesores de la Presidencia, López

Obrador manifestó que “si se actúa con honestidad, se resisten las tentaciones. Entonces, vamos a tener una Guardia Nacional que va a ser ejemplo en el país, reconocida por los mexicanos y ejemplo mundial.

“Estoy seguro de que vamos a lograr este propósito de que ustedes, integrantes de la Guardia Nacional, actúen con profesionalismo, con honestidad, con lealtad”.

Al tomar la palabra Alfonso Durazo, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), reclamó que en sexenios pasados a los elementos de otras organizaciones policiales, en referencia a la Policía Federal, “trajeron a los cuerpos policiales de arriba hacia abajo, de hoteles en hoteles y a veces de calle en calle, porque terminaban siendo desalojados por una irresponsable falta de pago a los prestadores de servicios.

“Parte de la estrategia de seguridad es precisamente construir una infraestructura que reciba con dignidad a todos los elementos de la Guardia Nacional, de tal manera que no anden pasando las vergüenzas que tuvieron elementos de otras organizaciones policiales”.

A un año de la creación de la Guardia Nacional, dijo, se cuenta con 76 mil elementos desplegados y se espera que en 2021 haya 140 mil.

“En su mejor momento, la Policía Federal tuvo 36 mil elementos, 18 mil de ellos burócratas de ventanilla, que prestaban servicios administrativos, para un país de más de 2 millones de kilómetros y de 130 millones de habitantes. Imposible haber garantizado la seguridad con un cuerpo de esa dimensión”, indicó.

Luis Rodrigo Bucio, comandante de la Guardia Nacional, detalló los cuarteles de la institución estarán equipados con todo lo necesario para el desempeño de los elementos.

Más tarde, en Sahuayo, el Presidente inauguró otro cuartel de la Guardia, y hoy se espera que haga lo mismo en Tepatitlán de Morelos y Lagos de Moreno, Jalisco.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.