Por José Jaime Ruiz

@ruizjosejaime

En Nuevo León se especula que con la llegada de Alfonso Ramírez Cuéllar a la dirigencia interina de Morena las posibilidades de la expriista alcaldesa de Escobedo, Clara Luz Flores Carrales, de obtener la candidatura morenista se cancelan. Ya no está como dirigente su madrina política, Yeidckol Polevnski.

En política, para ser precisos, el determinismo no determina. En realidad, hay otros damnificados por la salida de Yeidckol, pero no Clara Luz, aunque Polevnski le haya proporcionado su diablesco beso desde noviembre pasado al decir que las puertas de Morena estaban abiertas para la alcaldesa. Lo reiteró cuando Flores Carrales renunció al PRI.

El constructor Abel Guerra, priista aún, y su esposa alcaldesa no son de una apuesta. En los meses pasados Polevnski les sirvió para introducirse en el partido e, inclusive, ya tienen una mínima base en Morena en Nuevo León, un 10 por ciento de posibles consejeros, según algunas fuentes. Yeidckol era factor, pero no EL factor.

El tejido político de Abel y Clara Luz no se agotó en Polevnski. Han hablado con muchos cercanos a Morena y a la 4T. Han conversado de las posibilidades de Flores Carrales con Alfonso Romo, con el secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, con la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero. También con su compadre priista, Jorge Mendoza, quien lleva una relación política y de negocios con Julio Scherer Ibarra, el poderoso consejero jurídico de la Presidencia de la República. Jorge Mendoza (TV Azteca) puede ser la bisagra que lleve a la alcaldesa de Escobedo a la candidatura de Morena, obteniendo un apoyo tácito de un importante grupo de priistas y sus estructuras para el Día “D”.

Como en todo, aquí el asunto es de lana. ¿Cuánto le cuesta a un candidato o candidata una elección para la gubernatura en Nuevo León? ¿500 millones de pesos mínimo? Entre los precandidatos que pueden “gastar” ese dinero (charola de por medio algunos, algunos no) están Clara Luz, pero también los priistas Ildefonso Guajardo, exsecretario de Economía, y el alcalde de Monterrey, Adrián de la Garza; el alcalde de Apodaca, César Garza Villarreal, si y sólo si el golpe de las tres bandas se alinea. Por Movimiento Ciudadano, el senador Samuel García.

¿Y Tatiana Clouthier? ¿Quién le conseguirá la lana y las estructuras?

Tatiana duda. Primero dijo que podía contender por Sinaloa o por Nuevo León. Después dijo que su corazoncito y su domicilio se encontraban en Nuevo León, pero sus mensajes, si no confusos, no han sido definitivos: “Voy”… o “No voy”.

Si todo parecía resuelto con su mensaje de que no iría por Sinaloa y que su domicilio se encontraba en Nuevo León lo que en un primer momento la ubicaba como candidata natural de Morena, sus dudas hacen dudar de su decisión.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.