“El futuro no va a ser dominado por aquellos que están atrapados en el pasado”
Willy Brandt

Después de todo los dirigentes de Morena no tienen tanta culpa porque siguen el modelo que les han trazado: hacer las cosas con la vista hacia atrás.

Pero resulta lamentable el que la primera acción del flamante dirigente nacional del partido del Presidente sea anunciar que auditará a su antecesora. Siguen pensando en pretérito y no en presente y mucho menos en futuro.

En momentos en que resulta crucial para el afianzamiento de Morena de cara a las elecciones intermedias del próximo año el buscar a toda costa la unidad, pareciera que se empeñan en repetir lo que los partidos de la izquierda han hecho a lo largo de la historia en México: hacerse trizas entre ellos mismos peleando las dirigencias y candidaturas.

Alfonso Ramírez Cuéllar tuvo una oportunidad de oro para marcar una diferencia y deslegitimar cualquier crítica de Yeidckol Polevnsky, pero lo echó a perder todo con el anuncio de una auditoría a quien le antecedió en el cargo. ¿Qué sucederá? Lo normal, que los bandos se seguirán separando cada vez más y que lo que pudo haberse negociado se ha convertido en una brecha irreparable que ni siquiera Andrés Manuel podrá volver a unir.

Estamos ante lo que pudiera ser la triste historia de un cometa brillante y fulguroso que irrumpió en el cielo mexicano de manera espectacular pero que se está yendo pronto, muy pronto…

ftijerin@rtvnews.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.