Aquellas empresas que enfrenten procesos judiciales por corrupción, que estén suspendidas, que practiquen el influyentismo, que eleven los precios de sus productos o no paguen impuestos, serán excluidas en los procesos de licitaciones que contempla el gobierno federal.

Lo anterior fue informado por el presidente Andrés Manuel López Obrador durante su conferencia matutina, quien también reiteró que las empresas que sean contratadas por el gobierno federal, serán investigadas previamente por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

El titular del Ejecutivo federal fue cuestionado sobre si se trabajaría con la iniciativa privada, específicamente la del sector de medicamentos, por lo que López Obrador respondió: “sí, pero siempre y cuando no sean las empresas que están suspendidas, porque se demostró que hacían influyentismo, había prácticas de influyentismo y también desabasto y precios elevados, y no pagaban impuestos y hacían lo que querían por la corrupción. Esas no”, puntualizó.

Además, reiteró lo dicho el pasado 24 de febrero, en donde señaló que la UIF investigaba a las empresas que ganaron licitaciones federales para evitar que sucediera lo ocurrido en pasadas administraciones, por lo que adelantó que no se van a contratar empresas que tengan un procedimiento judicial en la actualidad.“

Aprovecho para dar a conocer que no se van a contratar empresasque tengan problemas judiciales, sean de México o del extranjero, para decirlo con mucha claridad. En las licitaciones ya se están estableciendo cláusulas para que las empresas sean revisadas por la oficina de Inteligencia Financiera, todas”.

“No queremos trato con empresas que tengan juicios pendientes o estén fichadas por lavado de dinero o por actos de corrupción en México o en el extranjero”, afirmó el presidente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.