Por Jorge Narváez.

La suspensión en la Liga MX, obligada por la pandemia del Coronavirus, hizo que los entrenamientos de los jugadores se hagan desde casa, sin la supervisión de los coach y con un alto riesgo de sufrir una lesión.

El especialista en Medicina del Deporte, de la UANL, el doctor Óscar Salas Fraire, consideró que los jugadores deberían de regresar a las prácticas intensas al menos tres semanas antes de reanudar el torneo.

Es evidente que la preparación física no es la misma desde casa, inclusive puede influir también en el plan de alimentación. Muchos jugadores han subido a sus redes sociales los ejercicios en su cuarentena, para alentar a los aficionados a quedarse en sus hogares.

El cuerpo médico de cada equipo debería de volver a revisarlas condiciones de los jugadores días antes de volver a la Liga para evitar una desgracia en la cancha.

La directiva de Rayados mandó los aparatos de ejercicio a la casa de los jugadores para que siguieran en ritmo y las indicaciones de los preparadores físicos. Aunque la idea es buena y puede ayudar, no se compara con las sesiones en las canchas, en donde tienen más espacio, donde se tiene la supervisión del coach que puede corregir una mala ejecución de un ejercicio, donde se tiene la ventaja del ejercicio al aire libre, etc.

Ya podremos ver quién sí le echó ganas a los entrenamientos desde casa y quiénes no. Quiénes cumplieron con el plan de alimentación y quiénes no. Quiénes estuvieron activos y quiénes se la pasaron viendo Netflix. Hay unos que se les nota más en lo físico (¡cuidado Gignac!) y a otros en el rendimiento dentro del campo de juego.

Fotografía: Club Tigres

@SoyJorgeNarvaez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.