Por Eduardo Campos Sémeno

Diario del Coronavirus 013. 28 de marzo de 2020

650,833 infectados confirmados

30,341 muertes reportadas

9:00 PM

Aunque no vi que hubiera muchas repercusiones, es decir pasaron sin pena ni gloria, los gobernadores de los Estados de Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas se juntaron para pedir que el Gobierno federal implemente algún tipo de cierre en la frontera con Estados Unidos.

La medida se antoja bastante prudente y además sería recíproca, pues el Gobierno de Donald Trump ya implementó un programa similar cuando ordenó restringir los cruces terrestres “no esenciales” de México hacia su País.

Sin embargo, por mucho que no quiera Trump que los mexicanos vayan a Estados Unidos, la verdad es que resulta más importante detener el flujo de allá para acá, pues ellos tienen 124 mil casos de coronavirus, que el tráfico de aquí para allá, donde nosotros apenas andamos en 850 infectados.

En la misma reunión, Jaime Rodríguez Calderón, Miguel Ángel Riquelme y Francisco García Cabeza de Vaca lanzaron un llamado público para que los “paisanos” –mexicanos que viven legalmente en Estados Unidos– se abstengan de visitar México, especialmente ahora que se acerca la Semana Santa.

Creo que no tengo ni qué explicar lo histórico que sería tomar una medida tendiente a dejar fuera o “ahuyentar” a esos ciudadanos que por tradición inundan puentes y carreteras en los períodos vacacionales para venir a visitar a sus familiares.

Tienen razón estos mandatarios de los Estados que forman la frontera noreste del País al señalar que nuestros programas de aislamiento nacional no servirán si en estos momentos se permite el libre acceso masivo a personas que vienen del País más infectado de la Tierra.

Pero, cosas de estos tiempos inéditos por el coronavirus: del programa “Bienvenido Paisano” pasaríamos al programa “Quítate Paisano”, sin escalas intermedias.

La cosa es de semejante impacto social y económico, que va a ser interesante seguir el desarrollo del asunto, tanto para ver si el Gobierno de México implementará algún programa restrictivo en su frontera norte, como para darnos cuenta si los paisanos hicieron caso y se quedaron en sus hogares estadounidenses. Vean el desenlace en un par de semanas.

Y, para terminar, ¿algún lector de este diario ya se dio cuenta que el conteo de infectados subió en casi 100 mil casos de ayer a hoy? Es el brinco más alto que he visto de un día para otro, desde que empecé a monitorearlo. Pero de esos y otros números hablaremos en detalle en un par de días.

Como siempre, comentarios dirigirlos a ecampos50@gmail.com o en Facebook en la página Diario del Coronavirus o con el user @eduardocampossemeno.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.