Por Samuel García

México está en una crisis de salud y económica. Tuvimos una economía estable por más de dos décadas y parece que hoy esa estabilidad termina.

Este año será sin precedente en materia económica, el país tendrá un revés histórico de al menos -7 % del PIB. Y esto no es todo, se viene una “estanflación” que es doblemente prejudicial. Estanflación es la combinación de una recesión con inflación.

¿Por qué una estanflación? Porque encima de la recesión, tenemos un shock de oferta y una depreciación del tipo de cambio que generarán presiones inflacionarias. Se viene la tormenta perfecta en materia económica.

En México se estará creando un nivel de pobreza sin precedentes: pobreza de precios y pobreza de ingresos al mismo tiempo. La inflación y la recesión serán un cóctel venenoso para México. Ningún programa de gobierno podrá mitigarla. Entre más rápido lo entendamos, mejor.

Resolverlo será tarea de todos. Necesitamos reglas claras, fortalecimiento del Estado de derecho y un plan de alivio por parte del gobierno federal. Necesitamos que el sector privado no se achique y apueste por México en tiempos difíciles como ya lo han hecho antes. Necesitamos calma y participación de la sociedad civil. Y, sobre todo, necesitamos paciencia, unión, trabajo y compromiso de todos.

Nos quedan aún meses de aislamiento social, sin embargo, es más importante no caer en el aislamiento ideológico, ya que del primero saldremos cuando pase el virus, pero del segundo no hay garantías de salir, y de que salgamos dependerá que nuestro país se recupere.

Es momento de consensos por México y no de disensos entre mexicanos.

Quiero ser el primero en reconocer esto, y sumarme a ser parte de la solución. Como mexicano, pongo a disposición de ustedes a mi equipo, mi trabajo y mi persona para este fin. Reconozco que hoy no son tiempos de protesta, sino de propuesta y de acción. Son tiempos de consenso, no de disensos.

Invito a todos poner su grano de arena para que salgamos en unión de este difícil momento de la vida nacional.  

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.