El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, informó que la nueva cepa de coronavirus “está cobrando vidas a un ritmo devastador”. El martes el estado reportó un total de mil 550 fallecimientos y el día de hoy hay un total de dos mil 935, en tan solo tres días sumó mil 385 decesos.

Destacó que en las últimas 24 horas en el estado murieron 562 personas, lo cual es una cifra que significa que en el último día se registraron más muertes por COVID-19 que los primeros 27 días de marzo.

De acuerdo con el diario estadounidense The New York Times, en su conferencia diaria en Albany, Cuomo dijo: “Es difícil pasar por esto todo el día, y luego es difícil permanecer despierto toda la noche, viendo esas cifras y la cantidad de muertes aumenta”.

Dentro del estado, la ciudad de Nueva York es considerada como el epicentro de la pandemia, pues registra el más alto número de casos, sumando un total de 57 mil 160 personas contagiadas, lo que representa casi una cuarta parte de los casos confirmados a nivel nacional.

En la Gran Manzana, hasta el momento, han muerto por causas relacionadas a la nueva cepa un total de mil mil 562 personas, 53 por ciento de los decesos del estado se concentran en esta ciudad. El alcalde Bill de Blasio informó que la ciudad necesitará 45 mil personas de la rama médica y de enfermería para atender la crisis “hasta abril y mayo”.

Ante el aumento de nuevos casos y la escases de insumos para atender a pacientes de terapia intensiva, el gobernador Coumo dijo que se encontraba en procesos de firmar una orden ejecutiva para “confiscar equipos y suministros hospitalarios a hospitales y compañías privadas que no los necesitarán de manera inmediata, para poder redistribuirlos”.

Aseguró que todo el equipo que sea confiscado será devuelto una vez que pase la crisis y aseguró que no dejará que la gente muera “porque no redistribuimos los ventiladores”.

Ante el cuestionamiento de si los hospitales privados podrían presentar objeciones dijo de manera tajante: “Si quieren demandarme por pedir prestados sus ventiladores para salvar vidas, que me demanden”.

Trump no usará cubrebocas, pese a recomendaciones de expertos

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, destacó hoy que la recomendación de usar mascarilla facial de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) es opcional, “no tienes que hacerlo. Yo elijo no hacerlo”.

La medida pide a los estadounidenses que cuando salgan a la calle usen mascarillas faciales básicas “de tela, no médicas, pues esas deben reservarse al personal médico y de enfermería”, como una medida más para frenar nuevos contagios en el país.

Ante su negativa a portar mascarilla facial, en conferencia de prensa Trump dijo: “No me veo sentado en la Oficina Oval, detrás de ese hermoso escritorio, con una máscara facial mientras saludo a presidentes, primeros ministros, dictadores, reyes, reinas, simplemente no lo veo”.

En un inicio, el CDC había publicado una guía en la que se mencionaba que los cubrebocas únicamente debían usarlos personal médico o personas que tuvieran contacto cercano con pacientes con COVID-19, así como aquellos que tuvieran el virus o fueran posibles portadores.

Sin embargo, funcionarios de dichos centros han alertado que hasta una cuarta parte de las personas infectadas podrían no mostrar ningún síntoma, por lo que de no usar cubrebocas estarían contribuyendo a una transmisión significativa del virus. A todo esto, precisaron que la medida no sustituye el aislamiento y la distancia social.

Por esta razón, apunta el diario The New York Times, los CDC han presionado a Trump para que pida a las personas “aparentemente sanas” que usen la mascarilla facial básica cuando salgan a comprar alimentos o cualquier lugar público.

Aunque la medida lleva meses discutiéndose, entre asesores de la Casa Blanca en materia de salud y funcionarios del área, recientemente alcaldes y funcionarios locales de Los Ángeles y Nueva York han aconsejado a los residentes usar cubrebocas cuando salgan de sus casas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.