El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo estar orgulloso de la relación de su administración con el estado de Nueva York y la ciudad homónima, después de reunirse horas antes con el gobernador de la entidad, Andrew Cuomo.

Trump reveló que durante su reunión con Cuomo discutieron la estrategia de aplicación de pruebas en la entidad y cómo duplicar el total de pruebas en las próximas semanas.

El mandatario dijo que Nueva York continuará controlando las pruebas de “sus ciudadanos y ellos manejarán la situación en sus laboratorios, tienen más laboratorios que nadie y son excepcionales”, refirió Trump, trasladando la responsabilidad al estado.

Asimismo, mencionó que trabajará con el estado para la producción nacional y distribución de pruebas y que espera que dicho modelo “funcione para otros estados”, y añadió que en los próximos dos días duplicará los cinco millones de máscaras faciales enviadas.

Trump afirmó reconocer el trabajo del gobernador de Nueva York y del alcalde Bill de Blasio en el epicentro de la pandemia de COVID-19. “Ha sido increíble trabajar con ellos”, dijo, increpado por las álgidas discusiones y discrepancias que sostuvo con ambos la semana pasada.

El mandatario también anunció el paquete de alivio económico aprobado por el Congreso este miércoles y dijo que su administración “trabajó agresivamente” con el Legislativo para pasar el proyecto, que incluye 382 mil millones de dólares para pequeñas empresas, 75 mil millones para hospitales y 25 mil millones para pruebas de detección de COVID-19.

Al ser cuestionado por su opinión sobre el posible estado de salud grave de Kim Jong-un, mandatario de Corea del Norte, Trump dijo que le desea el bien y buena suerte, pues “ha tenido una buena relación” con él.